Copa de Maestros: La vieja y la nueva guardia del tenis se dan cita en Londres

Djokovic y Federer mantienen su jerarquía como favoritos para una Copa de Maestros que animará el empuje de varias caras nuevas


Redacción / La Voz

Lo que no consiguió el empuje de nuevos talentos lo ha ido facilitando el inexorable paso del tiempo. La ausencia de Rafa Nadal por una apendicitis, el desgaste del juego industrioso de David Ferrer al cumplidos ya los 32 años y la dispersión de Fernando Verdasco, por citar solo el bajón de algunos de los españoles que jugaron el último torneo del año en la época reciente, alfombraron la llegada de caras nuevas a la Copa de Maestros del futurista O2 Arena de Londres. Entre los emergentes, cada uno irrumpe de una forma diferente: Cilic gracias a su inesperada reinvención desde la madurez de sus 26 años como actual campeón del US Open, Nishikori como versátil alternativa sobre todas las superficies y Milos Raonic como el más joven del grupo, aunque ya sopló 23 velas. Pero el título de la Copa de Maestros que se empieza discutir el domingo tiene a dos clásicos como cabezas de cartel, eso no cambia. Porque Novak Djokovic y Roger Federer lucen los dos primeros puestos del ránking y entre los dos ganaron nueve de los once últimos títulos en el torneo ahora denominado como ATP World Tour Finals, la vieja Copa de Maestros.

El sorteo de ayer, tras un año tan agitado, ofrece lecturas muy diferentes. Ausente Nadal, el grupo de Djokovic incluye a los otros tres campeones de un grande en el 2013. El serbio venció en Wimbledon, Stanislas Wawrinka triunfó en Australia y Marin Cilic ganó en Nueva York. Completa el grupo Tomas Berdych, una especie de verso libre al que nadie querría enfrentarse en pista rápida bajo techo, las condiciones del O2 Arena. Claro que, al margen de éxitos puntuales de sus rivales, Djokovic tiene una fiabilidad muy superior a la del resto. Wawrinka solo le ganó tres de sus 18 episodios anteriores, Cilic aún no sabe lo que es derrotarle y Berdych solo se apuntó dos de los 18 precedentes entre ambos.

Si nada se tuerce, el serbio podría amarrar al final de la fase de grupos el otro gran logro todavía en juego, el número uno a final de año. Con tres victorias más, terminará el año en lo más alto, sin necesidad de ver lo que haga Roger Federer, el único que todavía tiene opciones de arrebatarle el primer lugar.

Al suizo le acompañan en su grupo jugadores para catalogar de muy diferente manera. En normales circunstancias Andy Murray llegaría como candidato a todo. Pero desde su título en Wimbledon 2013 se desdibujó, hasta que este otoño encadenó las victorias en Shenzen, Viena y Valencia. Quién sabe qué versión se verá en el 02 Arena y cómo le recibirá tras mostrar su apoyo al sí a la independencia de Escocia.

Sucede algo parecido con Nishikori, el primer asiático en clasificarse para las Finales de la ATP. Ganó este año dos títulos menores bajo techo, en Memphis y Kuala Lumpur, viene de jugar la final de París y afronta su estreno en el torneo de maestros. Y Raonic, el primer canadiense entre los ocho elegidos, encarna mejor que ninguno el papel del novato. Por fin un jugador nacido en la década de los noventa comparece en el último campeonato del año. Tiene armas de bombardero, asomó a las rondas decisivas en varios torneos este año y... casi siempre ofreció una versión descafeinada en esos partidos decisivos.

Dos españoles a la espera

David Ferrer y Feliciano López -este gracias a las renuncias de Grigor Dimitrov, Jo-Wilfred Tsonga y Ernests Gulbis- esperarán como suplentes una oportunidad si alguno de los escogidos se lesiona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Copa de Maestros: La vieja y la nueva guardia del tenis se dan cita en Londres