El Real Madrid, a sentenciar la primera plaza del grupo ante un Liverpool en crisis

Cristiano persigue el récord de máximo goleador histórico en Champions


El Real Madrid buscará este martes en el estadio Santiago Bernabéu (20.45 horas/La1) su billete para los octavos de final de la Liga de Campeones, para lo que le vale hasta un empate ante un Liverpool en crisis y mucho más necesitado, y que podría ser la víctima para que Cristiano Ronaldo acabe con el récord goleador en la competición de Raúl.

Raúl marcó 71 goles en 71 partidos de la Champions, 66 de ellos con la camiseta blanca, cuyo número 7 heredó Cristiano tras la marcha del madrileño al Schalke. El portugués está ahora a solo un tanto de igualar a uno de los mitos del madridismo y con un doblete le superaría. El récord no es algo que le importe al futbolista luso según su técnico, Carlo Ancelotti, que consideró en la previa que Cristiano tiene tiempo para batirlo. De momento, el luso sigue hambriento de goles y ya suma 17 en la Liga BBVA, habiendo marcado en las últimas 8 jornadas y siendo el líder de un equipo que ha firmado 46 tantos en sus últimos 11 partidos.

Con todo, el Real Madrid es el claro favorito para seguir invicto y sumar su duodécima victoria seguida. El equipo ha dejado ya muy atrás el duro momento de inicio de campaña, que empezó a olvidar precisamente con la llegada de la Liga de Campeones donde su marcha ha sido firme, salvo los apuros pasados en Bulgaria, y ahora estrenará incluso su nueva condición de líder de la Liga BBVA. Con nueve puntos en su bolsillo, el primer puesto parece casi seguro para los madridistas, reforzados también por el buen fútbol que están ofreciendo ante rivales de prestigio como los Reds, minimizados ya hace dos semanas en Anfield (0-3), o el Barcelona.

La mejor noticia para Ancelotti y para Cristiano es la vuelta de Gareth Bale. El galés, junto a Benzema, es uno de los mejores socios ofensivos del portugués y el italiano se está pensando si poner de inicio al expreso de Cardiff, ausente de los terrenos de juego desde la vuelta del parón internacional, lo que provocaría que tuviese que empezar a decidir si da descanso a Isco o James Rodríguez, dos de sus mejores jugadores en la actualidad. Es la única duda clara en cuanto al once que puede tener Ancelotti, que tiene las bajas de Dani Carvajal, que será sustituido por Álvaro Arbeloa, y de Sami Khedira y Asier Illarramendi, por lo que Toni Kroos y Luka Modric no tendrán respiro. Arriba, Benzema, por la entidad del partido, tampoco parece que deje su sitio al efectivo Chicharito Hernández.

Un Liverpool necesitado

El panorama en el Liverpool, por el contrario, no es demasiado halagüeño. El equipo inglés está acusando en exceso la marcha de Luis Suárez y su capacidad goleadora, con el añadido de la lesión del mejor socio del uruguayo, Daniel Sturridge, y unas nuevas piezas que no han acabado de acoplarse. En la Premier, tras perder en su visita al Newcastle, ya está a doce puntos del líder Chelsea, aunque los puestos de Liga Campeones todavía no están lejos, mientras que en la máxima competición continental el futuro es complicado después de ganar con muchos apuros al Ludogorets en Anfield y de perder, sin marcar, ante el Basilea y el Real Madrid.

Los de Brendan Rodgers están empatados con tres puntos junto al equipo búlgaro y al suizo y tienen dos partidos a domicilio en esta segunda vuelta, teniendo que recibir al campeón helvético en la última jornada. Ganar en el Bernabéu puede parecer una quimera, pero los Reds no darán concesiones en busca de cualquier respiro que pueda tomarse un rival más relajado para arañar algo positivo, aunque la diferencia de su primer cruce fue muy evidente.

«Es una gran semana, tenemos varios partidos importantes en los que no queremos decepcionar. Nuestra confianza es grande y estamos concentrados para hacer un buen partido e intentar sacar un buen resultado. Es una oportunidad de hacerlo, no una amenaza a lo que estamos haciendo. Todavía podemos clasificarnos en el grupo, así que entramos al partido respetando al mejor equipo del mundo pero sabiendo que tenemos jugadores muy buenos que pueden desafiar a cualquier equipo», dijo en la previa Brendan Rodgers, técnico del Liverpool.

El equipo de Carlo Ancelotti dominó el balón en Anfield y no cambiará su guión en casa, por lo que al pentacampeón de Europa le quedará defenderse con orden y esperar su oportunidad en el contragolpe, donde cuenta con buenas armas con Sterling o Coutinho, dos de los mejores en Inglaterra. La principal duda para Rodgers será si decide seguir confiando en el díscolo Mario Balotelli, reñido con el gol y con su afición.

Alineaciones posibles

REAL MADRID: Casillas; Arbeloa, Ramos, Pepe, Marcelo; Modric, Kroos, Isco; Bale, Benzema y Cristiano.

LIVERPOOL: Mignolet; Johnson, Lovren, Skrtel, Moreno; Gerrard, Allen, Henderson, Sterling; Coutinho y Balotelli.

ÁRBITRO: Viktor Kassai (HUN).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El Real Madrid, a sentenciar la primera plaza del grupo ante un Liverpool en crisis