Un Náutico muy crecido recibe a un peligroso Mediterráneo


ribeira / la voz

Comenzar con buen pie el campeonato da muchas alas. El Club Náutico Boiro inició la temporada como terminó la pasada, a un gran nivel, en su primera participación en la Superliga 2. Tras el excelente triunfo en la primera jornada hace quince días ante el Melilla, esta tarde, a partir de las 19.00 horas, recibe a un peligroso Mediterráneo, de Castellón, un conjunto que está llamado a luchar por los primeros puestos.

Los jugadores de Emilio Palacio disputan su segundo partido tras descansar la semana pasada y lo hacen en casa y ante su público. El calor de sus incondicionales será fundamental para doblegar a un equipo que esta temporada se reforzó muy bien pero es una incógnita, ya que todavía no debutó esta campaña. Los castellonenses aprovecharán su viaje a Galicia para jugar ante el Náutico esta tarde y mañana ante el San Sadurniño.

Buen momento

El equipo barbanzano llega en un buen momento a este choque después de superar en la jornada inaugural al Melilla por un apretado 3-2, ya que se trata de un conjunto armado para pelear por el ascenso.

Emilio Palacio podrá contar con todos sus pupilos, por lo que se espera un choque muy igualado y emocionante. Y es que además, los puntos serán muy importantes pues ambos conjuntos intentarán meterse en la fase final de la Copa Príncipe. La intención de los boirenses es doblegar al rival de esta tarde para encarar el futuro con más fuerza y optimismo.

El último enfrentamiento entre los dos equipos fue en marzo y cayó del lado barbanzano, que venció en Castellón por 3-1. La plantilla del conjunto castellonense ha sufrido algún cambio con respecto al curso pasado. Causó baja el receptor júnior Óscar Prades, máximo anotador, que fichó por el Cajasol. Ficharon a los hermanos Javier y Vicente Monfort.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un Náutico muy crecido recibe a un peligroso Mediterráneo