Los viejos Spurs reclaman su parcela

josé m. fernández REDACCIÓN / LA VOZ

DEPORTES

28 oct 2014 . Actualizado a las 17:22 h.

Eternos. Es el calificativo que mejor le sienta a los Spurs de San Antonio. Lejos del glamur de Los Ángeles, del ruido mediático de Nueva York, del brillo de Miami o de la perenne presencia de LeBron James, en San Antonio han disfrutado del mejor equipo de baloncesto de los últimos quince años. Y lo seguirán disfrutando al menos una campaña más. Cinco campeonatos de la NBA desde 1999, siempre con la presencia de Tim Duncan, que, a sus 38 años, la próxima madrugada comenzará su 18 temporada en la mejor Liga del mundo. El tópico de la edad no va con unos Spurs de nuevo apoyados -algo que se repite del desde el 2002- en el trío que forman el propio Duncan, Ginóbili (37 años) y Tony Parker (32). Al mando, Greg Popovich. La próxima madrugada, el duelo tejano (Spurs frente a Dallas) será el pistoletazo de salida de una campaña marcada por el regreso de LeBron James a Cleveland, el desembarco de Phil Jackson como presidente de los Knicks y el reto de Pau Gasol en los Bulls de Chicago. Entre tanta ida y vuelta, a los Spurs, fieles a sí mismos, les toca defender el título.

Tim duncan

El tiempo no pasa para los Spurs

Llegó a la NBA sin hacer ruido, en realidad no lo ha ha hecho a lo largo de una extensa y prolífica carrera. Acompañó el final de la carrera de David Robinson, fue el rookie del año (1978) y ha estado presente en la espectacular trayectoria de un equipo que, con él, nunca ha faltado a la cita con los play off. Ha conquistado cinco títulos -los mismos que Kobe Bryant y a uno de Jordan- y esta campaña vuelve a defender el anillo. Como siempre, San Antonio es uno de los candidatos a liderar la Conferencia Oeste. El año pasado, en plena revolución tranquila, sumó 62 victorias y el título. En esta, con un Leonard más rodado -con 22 años, fue el mvp de la pasada final- y el encaje del novato Kyle Anderson, vuelve a ser una referencia.

Los Spurs comparten la División más dura con Houston, Dallas, Memphis y Nueva Orleans. Como grandes rivales en el Oeste, los Oklahoma de Ibaka y Kevin Durant -mvp de la pasada temporada y ausente por lesión al menos durante el primer mes- y los Clippers de Griffin y Chris Paul.