Vuelve el mejor Fran Vázquez

Después de tres jornadas, el pívot gallego es el MVP de la ACB y la pieza básica de un Unicaja que no conoce la derrota


Redacción / La Voz

Fran Vázquez está vuelta. En realidad, desde su debut en la ACB en un lejano febrero del 2002, nunca se ha ido, pero acaba de firmar un inicio de temporada espectacular, probablemente el mejor de su extensa carrera deportiva. Ayer, al igual que ocurrió en la primera jornada de la Liga, abandonó la cancha del Martín Carpena con una sonora ovación. Frente al Manresa, consiguió la sexta designación de su carrera como Jugador de la Jornada: 18 puntos (máximo anotador del partido) y 8 rebotes (3 en defensa y 5 en ataque), para una valoración total de 25. Unos números que ratifican su excepcional estado de forma, ya que por el momento es el jugador más valioso de la competición (23,3), además de quinto anotador (16), séptimo taponador (1,33), primer matador (3) y líder en el acierto de lanzamiento de dos (20 de 23).

A sus 31 años, el pívot gallego (Chantada, 1983) vive su segunda etapa en el Unicaja, el equipo en el que comenzó su carrera tras sus inicios en el proyecto Siglo XXI. Abandonó Málaga en el 2005, a la vez que era elegido con el número 11 del draft de la NBA por Orlando. Rehusó emprender la aventura americana, pero fue una pieza fundamental del millonario proyecto del Girona (2006-07) para formar parte durante cinco temporadas del Barcelona.

Pese a que los rumores lo situaban en el Real Madrid u otros grandes de la Euroliga, incluso la posibilidad de incorporarse a la NBA, en el verano del 2012 se decantó por la oferta de un Unicaja que lo consideraba la pieza fundamental -y más cara- de su nuevo proyecto. En cierta forma. un vuelta a casa después del nacimiento de su hijo. La primera campaña, con Repesa en el banquillo, no fue el deseado, entre otras cosas porque a la responsabilidad de ser la ficha más cara de la plantilla se unía una capitanía en la que no se sentía muy cómodo. Así lo interpretó Joan Plaza, que lo liberó el año pasado de la responsabilidad.

«Fran es un profesional extraordinario: un líder dentro y fuera de la pista. Admiro su capacidad de trabajo y sus ganas de mejorar», afirma Antonio Herrera, ayudante de Joan Plaza y exentrenador del Leyma Coruña. «Muchas veces pienso ¿cómo es posible que entrene así y que tenga esa ambición? Es Fran Vázquez, lo ha ganado todo... Es un ejemplo para el reto del equipo, todos le escuchan y respetan», continúa Herrera, para quien el pívot gallego «es un jugador único, por su enorme versatilidad».

Aseguran que la llegada del base Markovic le ha dado un nuevo impulso; la reedición de su conexión con Ricky Rubio, un base que saca partido a uno de los pívots europeos que mejor se desenvuelven por encima del aro. Además, el Unicaja se beneficia de un Fran Vázquez más maduro, sin el ego de las grandes estrellas y capaz de explotar al máximo sus excepcionales condiciones físicas sin necesidad de estar en pista más de 25 minutos por partido. Pese a que los ojeadores de Orlando se presentaron en Málaga la campaña pasada para un último intento de convencerle de que emprendiera la aventura en la NBA, Fran Vázquez parece haber descartado la posibilidad. Su futuro, tras alargar su contrato hasta el 2017, parece definitivamente ligado al Unicaja. No le va mal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Vuelve el mejor Fran Vázquez