España pone a prueba sus miedos en Eslovaquia

Colpisa

DEPORTES

Chema Moya | Efe

Silva acompañará a Diego Costa en el ataque para buscar un triunfo que refuerce el nuevo proyecto

08 oct 2014 . Actualizado a las 22:46 h.

La renovada España afronta en Eslovaquia su segundo examen en la fase de clasificación para la Eurocopa del 2016 y la salida a Zilina es la que más teme el cuerpo técnico de Vicente del Bosque, que ha calificado al rival como el más complicado del grupo. No es una idea que se ha instalado tras aterrizar en la pequeña ciudad eslovaca, sino que lleva meses el seleccionador reiterando el nivel de su rival cuando se le dice que la fortuna sonrió a España en el grupo para acceder a Francia 2016 (Macedonia, Bielorrusia, Ucrania, Luxemburgo y Eslovaquia). «Ya no se gana fácil a nadie y Eslovaquia estará ahí en el futuro. Son fuertes atrás, rápidos en ataque con extremos del más alto nivel competitivo», recuerda un Del Bosque que tiene muy presente que Eslovaquia ya se midió con Ucrania, el pasado 8 de septiembre, y salió airosa en Kiev.

La idea es marcar goles y para ello además de Diego Costa, enrachado en el Chelsea pero inédito con la selección, cuenta con el regreso de Iniesta. «En esa idea que tenemos de tener gente por delante del balón, cerca del delantero, Andrés va a jugar en el sitio que lo estaba haciendo habitualmente. No vamos a cambiar nada», explicó Del Bosque. Silva también acompañará al brasileño en la punta de ataque, después de la última prueba en el terreno donde se jugará el partido. Jan Kozak, el seleccionador eslovaco, sabe que para ganar a España tendrá que marcar y cree que «lo ideal sería hacer dos pero parece imposible». Tiene la baja de Breznanik pero podrá contar con su estrella: Marek Hamsik, que pese a encontrarse febril todo apunta a que jugará. «Soy optimista, está mejor, ha entrenado pero será él quien decida si juega o no», explicó el técnico.

La estrella del Nápoles comparte liderazgo con Martin Skrtel, central del Liverpool; Weiss, ex del Espanyol, Manchester City y Olympiacos que ahora juega en Qatar a las órdenes de Laudrup; Kucka, centrocampista del Génova; Nemeth, delantero del Unión Berlín, y Miroslav Stoch, el niño prodigio ahora en el Paok de Salónica. «No tenía ninguna duda de que Hamsik forzaría para estar», dice su compañero en el Nápoles y amigo Raúl Albiol. «Es excepcional. Maneja por igual las dos piernas y eso le convierte en un peligro constante porque no sabes por dónde te va a salir. Nos hemos vacilado en los últimos días respecto al partido. Es un tipo callado, tímido y que no se corresponde con esa imagen que pueda tener por ese corte de pelo que lleva. Es un gran tipo y un peligro constante como rival», avisa el central.