El tifón «Phanfone», gran amenaza para Japón y la Fórmula 1

El británico Lewis Hamilton marcó el mejor tiempo de la jornada


Como es habitual en 2014, los Mercedes volvieron a dominar este viernes los entrenamientos libres del viernes al marcar los mejores tiempos en el Gran Premio de Fórmula 1 de Japón, donde la mayor incertidumbre está en las consecuencias del tifón que se acerca a Suzuka.

El británico Lewis Hamilton fue el más rápido del día, por delante de su compañero de equipo en Mercedes y gran rival por el título, el alemán Nico Rosberg.

La jornada de prácticas pudo realizarse sin contratiempos, pero el circuito de Suzuka está cada vez más amenazado por la cercanía del tifón Phanfone, que genera dudas sobre la celebración de la carrera el domingo y el viaje de los equipos rumbo a Rusia el lunes.

«Una cosa es una posible carrera con lluvia, la otra es la posibilidad de daños y perjuicios a partir del lunes por la mañana», advirtió el boletín distribuido hoy, a menos de 48 horas antes de la carrera, por el servicio meteorológico contratado por la Fórmula 1.

El comunicado, encabezado por el nada tranquilizador título de Gran amenaza para Japón y la Fórmula 1, prevé lluvias torrenciales para el domingo, pero sobre todo advierte de la posibilidad de que la entrada del tifón provoque el lunes un caos logístico a los equipos, que deben partir con celeridad hacia Rusia para competir una semana más tarde.

Según el plan actual, la carrera se disputará como estaba previsto a las 15:00 hora local. Su adelanto al sábado está descartado. Llegado el caso, los organizadores podrían discutir adelantar el horario de salida el domingo. El tifón no afectó hoy el normal desarrollo de las prácticas.

Rosberg marcó el crono más rápido en una mañana en la que incluso lució el sol con 1:35,461 minutos, 0,151 segundos mejor que Hamilton.

Los papeles se invirtieron en la sesión vespertina, en la que el británico hizo una mejor vuelta de 1:35,078 minutos y sacó 0,240 segundos de ventaja al alemán, segundo en la clasificación del campeonato del mundo con tres puntos menos que su compañero.

Por detrás de los inalcanzables Mercedes se ubican el resto de pilotos, con el Williams del finlandés Valtteri Bottas a la cabeza con más de un segundo de retraso respecto a las flechas de plata.

«El hueco entre nosotros y los otros coches varía de circuito a circuito, pero este fin de semana parece que va bien hasta ahora», dijo Hamilton. «Venir a un circuito tan exigente y ser tan competitivo es fantástico. Es asombroso lo que ha hecho este equipo», añadió.

La segunda sesión se cerró con el británico Jenson Button (McLaren) en cuarta posición, el alemán Sebastian Vettel (Red Bull) en quinta y los Ferrari del finlandés Kimi Raikkonen y del español Fernando Alonso, en sexta y séptima plaza, respectivamente.

La práctica se vio además perturbada por varios accidentes y periodos de bandera roja. El japonés Kamui Kobayashi (Caterham), el mexicano Esteban Gutiérrez (Sauber) y el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) estrellaron sus bólidos contra las protecciones.

La sesión terminó tres minutos antes de lo previsto debido a la bandera roja mostrada por el incidente del Toro Rosso del francés Jean-Eric Vergne, que quedó varado humeante en la pista.

Lo más destacado de la práctica matutina fue el debut del holandés Max Verstappen, que sólo tres días después de cumplir 17 años se puso a los mandos de un Toro Rosso. Fue el piloto más joven de la historia en participar en la sesión de entrenamientos de Fórmula 1.

El holandés marcó el duodécimo mejor tiempo, con 2,696 segundos más que Rosberg.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El tifón «Phanfone», gran amenaza para Japón y la Fórmula 1