Galicia consigue seis medallas en el mundial de Oklahoma

Dobletes de plata y bronce para Fiuza, Iván Alonso, Tono Campos, Ferro y Óscar Graña en el K-2 y en el C-2

Iván Alonso consiguió una plata y un bronce en el Mundial.
Iván Alonso consiguió una plata y un bronce en el Mundial.
la voz

Medallas a pares para el piragüismo gallego en la modalidad de maratón en la jornada final del Campeonato del Mundo en Oklahoma (Estados Unidos). En el K-2 Álvaro Fiuza, acompañado de Walter Louzán, se hizo con la plata, mientras que Iván Alonso, con Emilio Merchán, alcanzó la medalla de bronce. Antes, se había repetido la historia en el C-2 con las parejas Tono Campos-Sánchez y Ferro-Graña. Estas cuatro medallas, unidas a la plata de Iván Alonso en el K-1 y al oro de Tono Campos en el C-1, significa que la delegación gallega vuelve a casa con seis metales.

La cosecha gallega de la segunda jornada comenzó con la prueba del C-2, en donde la representación galaica fue capaz de hacerse con la plata y el bronce. Tono Campos, acompañado de José Manuel Sánchez, solo cedió ante la pareja húngara, mientras que el bronce fue para Óscar Graña y Ramón Ferro, del Tudense. Docze y Kover no dieron opción y se impusieron de forma cómoda. «Os húngaros estaban moi fortes, fixemos o que pudemos», comentó Tono Campos.

Destronados en el K-2

En el K-2 llegó el segundo doblete de la despedida. En una intensa regata, con cuatro embarcaciones luchando por los tres primeros lugares, todo se decidió en los últimos metros. Hank McGregor y Jasper Mocke, de Sudáfrica, fueron superiores y aguantaron la presión de sus adversaros. Es la primera vez desde el año 2002 que la delegación española no gana el mundial en el K-2. Curiosamente, hace 12 años también Sudáfrica fue el verdugo.

Álvaro Fernández Fiuza y Walter Louzán fueron segundos por escaso margen ante Iván Alonso y Emilio Merchán, que lo intentaron hasta el último metro. El tudense lograba su sexta medalla en un Campeonato del Mundo en su carrera deportiva y no pudo revalidar el título logrado el año pasado.

En la jornada anterior Iván Alonso había sumado a la delegación una plata en el K-1. Alonso paró el crono en 2h 12m 12,181 y se quedó a 5 segundos de la medalla de oro que se llevó el sudafricano Hank Mc Gregor (2:12:07,157). El bronce fue para el portugués Jose Ramalho. La plata para el tudense significa repetir el mismo resultado conseguido el pasado año en Copenhague.

En la primera jornada, otro gallego, Tono Campos, había alcanzado la cima del podio en la modalidad de C-1.

Además de las medallas, David Mosquera fue cuarto en C-1, mientras Damián González logró el mismo puesto en C-1 júnior. El mundial pone fin a la temporada.

Votación
0 votos

Galicia consigue seis medallas en el mundial de Oklahoma