La era de Europa visita Escocia

El primer ministro escocés, Alex Salmond, descorchó ayer la cuadragésima Ryder Cup con un discurso alrededor de la pegada del país en la historia del evento


REDACCIÓN / LA VOZ

«Jack Nicklaus diseñó el campo, pero fue Dios quien diseñó Gleneagles». El primer ministro escocés, Alex Salmond, descorchó ayer la cuadragésima Ryder Cup con un discurso alrededor de la pegada del país en la historia del evento. Un duelo que enfrentó a Estados Unidos primero con Gran Bretaña y que ahora le mide con toda Europa. Nació humilde y ahora representa el mayor acontecimiento del golf. Creció con triunfos claros de los norteamericanos y hoy ya se convirtió en norma conceder el cartel de favoritos a los europeos. Una leyenda, como Tom Watson, tiene el encargo de llevar la copa al otro lado del Atlátntico. En formato match play -por hoyos- se abren hoy dos días con idéntico formato, cuatro partidos de fourballs -cada integrante de la pareja juega su bola y solo computa el mejor resultado- y otros cuatro de foursomes -los compañeros dan golpes alternos a la misma bola- (Canal + Golf, 8.35). Queda el desenlace del domingo con los doce partidos individuales.

Paul McGinley, autor del putt decisivo que sentenció el título de la Ryder del 2002 en The Belfry, asume la capitanía de Europa. El Viejo Continente ganó siete de los nueve últimos enfrentamientos y no pierde como local desde 1993, cuando Tom Watson lideró el triunfo como jugador. Una generación -Westwood, Poulter, McDowell, Kaymer, García...- que obró hasta el Milagro de Medinah, la remontada de hace un par de años en Illinois después de llegar con un 10-6 en contra a los individuales.

Hoy Europa es todavía más fuerte. Tiene al mejor jugador del mundo, Rory McIlroy; a un especialista en Ryder como Sergio García, número 3 mundial; al quinto del ránking, Henrik Stenson; al sexto, Justin Rose; al jugador en activo con mejor récord en la Ryder, Ian Poulter...

Estados Unidos rejuvenece su equipo alrededor de Phil Mickelson, que encara su décima Ryder -a solo una del récord de Nick Faldo- como gran referente en ausencia de Tiger Woods, que se autodescartó antes de que el capitán anunciase sus tres elecciones personales.

La ceremonia de apertura desveló los primeros cruces de esta mañana: Rose y Stenson contra Watson y Simpson; Bjorn y Kaymer contra Fowler y Walker; Gallagher y Poulter contra Spieth y Reed; y McIlroy y García contra Bradley y Mickelson.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La era de Europa visita Escocia