Simeone insiste en rebajar el listón del Atlético de Madrid

«Nuestro campeonato es el Sevilla y el Valencia», asegura el técnico argentino

;
Simeone y los pitos en el Calderón El entrenador del Atlético analiza lo ocurrido contra el Celta
La Voz
Redacción

El argentino Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, insiste en que «tiene claro» que «el campeonato» de su equipo para esta temporada es el Sevilla y el Valencia, remarcó que su conjunto está «muy bien» y espera que pueda «unir poder combinar y tener final de jugada» ante el Almería.

«No sé lo que piensan ustedes, yo lo tengo claro: nuestro campeonato es el Sevilla y el Valencia. Nos sacan dos puntos de ventaja y es verdad que no han jugado ni contra Real Madrid ni contra Barcelona y nosotros ya hemos jugado contra el Madrid, así que estamos muy bien», explicó el técnico argentino, preguntado por la importancia del encuentro en Almería para que el Barcelona no se escape en el liderato de la clasificación de la Liga BBVA.

«Ahora hay que hacer un partido importante mañana. Nos vamos a encontrar un rival que está jugando muy bien, que ha mejorado de la temporada pasada a ésta, que se siente mucho más firme en Primera división, con jugadores rápidos por banda, delanteros con muy buen juego aéreo y que nos va a pedir una gran atención sobre todo defensiva. Sin duda, es un partido siempre difícil», continuó Simeone sobre el Almería. Su equipo ha recibido cinco goles en los dos últimos partidos. «Hay situaciones que hay que mejorar desde lo colectivo, porque siempre que hay un gol hay errores defensivos. Más allá de que puedan arrancar de un error individual, si el equipo está fuerte puede compensarlo solucionando situaciones», valoró.

Los goles encajados

«A menos goles que te hagan más posibilidades de ganar tienes. Esperemos que podamos volver a dejar la portería a cero», añadió Simeone, que, preguntado por los tres tantos recibidos en la Liga de Campeones ante Olympiacos en contraste con los pocos goles que encajó la pasada campaña en esa competición, repasó en tono de broma: «Era el año pasado. Hace dos años no encajamos ninguno porque no estábamos y hace veinte años hubo uno porque jugamos uno».

Simeone, que opinó que «no» influye en el rendimiento del equipo en los partidos que él esté en la grada en vez del banquillo por el cumplimiento de su sanción por la expulsión en la Supercopa de España ante el Real Madrid, mantiene la baja del croata Mario Mandzukic por su rotura de nariz, un delantero diferente al resto de sus atacantes. «Es una referencia, la única de área que tenemos, porque Jiménez, Griezmann y Raúl García son más segundos delanteros. Cerci también puede hacerlo, pero es de estar más acompañado con otro. Mandzukic es un punta fijo, con una presencia de área absoluta y podemos utilizar toda la bajada y sus remates», analizó.

Sin Mandzukic para Almería, su Atlético tendrá que tener «mucho más movimiento en mitad de campo y más movimientos posicionales en los delanteros para no perder referencia del área ninguno de los dos», según explicó el técnico. «El juego colectivo es bueno cuando tiene final de jugada y posiblemente Mandzukic te permite tener una referencia para el final de jugada. Contra el Celta tuvimos mucha posesión y mucho juego de combinaciones. Los 20 minutos finales del primer tiempo y los 20 finales del segundo fueron muy buenos y tuvimos situaciones que no concretamos. Esperemos unir estas dos situaciones; poder combinar y tener final de jugada», agregó.

Raúl Jiménez y los pitos

También habló del delantero mexicano Raúl Jiménez, que escuchó algunos pitos cuando fue sustituido el pasado sábado. «Lo veo muy bien. Lo veo entrenándose siempre para seguir mejorando. Es un chico que nos va a dar cosas muy importantes durante toda la temporada. Siempre los cambios al venir de jugar de otros lados a Europa no son fáciles, pero nosotros confiamos en el jugador y estoy convencido de que nos va a dar alegrías», concluyó.

Jiménez, nuevo fichaje rojiblanco para esta temporada, fue abucheado el sábado durante el partido ante el Celta y el propio Simeone recibió silbidos al quitar del campo al francés Antoine Griezmann. Lejos de molestarse con la reacción de la hinchada atlética, el entrenador argentino aseguró que respeta y valora a su afición. «Fue una reacción espontánea y son las que más valoro en esta vida», dijo. Simeone agregó: «Me sorprende que hablen de una expresión natural de una gente que adora al equipo que tiene y al entrenador. Es respetable. A veces en el fútbol hay aceptaciones de las cosas y a veces no. Mas allá de ser adorado, es normal que se pueda opinar de cualquier decisión que tenga».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Simeone insiste en rebajar el listón del Atlético de Madrid