El Barcelona arranca ante el Apoel su renovado sueño europeo

El debut de Luis Enrique en la Liga de Campeones, las buenas sensaciones del equipo y el gran momento de Messi, a examen ante el Apoel de Chipre


El Barça vuelve a la Liga de Campeones, la competición que realmente descubrió su lento declive en las dos últimas temporadas. La aplastante superioridad del Bayern en el marcador (7-0 de global) en la semifinal 2012-13 y la falta de respuesta física contra el Atlético en los cuartos de final de la pasada edición propiciaron retoques en la plantilla y en el cuerpo técnico en busca de hambre para volver a competir por el gran título europeo. Y esa ambición no sólo la tienen jugadores que todavía no han levantado la Orejona como Neymar, Rakitic, Mathieu, Bravo, Rafinha, Munir o el todavía sancionado Luis Suárez, entre otros, sino que también es la bandera de Luis Enrique, el técnico que debuta en un banquillo de la Copa de Europa que como jugador no pudo ganar nunca.

Y los que ya la tienen en su palmarés parecen contagiados de ese espíritu renovado, en especial Messi, quien está deseando volver a mostrar su mejor momento al mundo tras varios meses fatigado físicamente y psicológicamente. Los tres primeros partidos ligueros del argentino han sido antológicos, con dos goles y tres asistencias en los seis goles del Barça, que suma los nueve puntos y no ha encajado ningún gol. El Apoel de Nicosia parece llamado a ser la víctima de ese reencuentro europeo del Barça consigo mismo y con la afición, que vuelve a vibrar con el equipo, reanimado no sólo por los detalles técnicos o con el toque, que nunca han faltado en el Camp Nou, sino por algo más primitivo: los jugadores vuelven a pelear por cada balón desde el primer minuto hasta el último con la intensidad adecuada.

Precaución con el Apoel

Sin embargo, seguro que Luis Enrique ya ha avisado que el Apoel, campeón de Chipre, con gran parte de la actual plantilla, fue la revelación en su última participación en la temporada 2011-12, cuando superó tres rondas previas, pasó a octavos como primero de un grupo complicado (Zenit, Oporto y Shakhtar Donetsk), eliminó al Lyon en el cruce y sólo cayó en cuartos de final ante el Real Madrid. «Ganar al Apoel es tan importante como imponerse al PSG», apuntó con toda lógica el asturiano en referencia al gran rival azulgrana, sobre el papel, en este grupo, con permiso del Ajax, que ya le dio un susto el año pasado.

«Como jugador, ni me acuerdo de cómo vivía las horas previas del debut en la Liga de Campeones, pero seguro que como entrenador es diferente porque tienes que estar pendiente de muchas cosas», explicó Luis Enrique, revelando que no está más nervioso que en los partidos de Liga ante Elche, Villarreal o Athletic por el hecho de que vaya a sonar la musiquilla de la competición antes de empezar o porque el rival hable otro idioma. «Es un partido especial porque todos los son», insiste.

Alves, recuperado

Fiel a su estilo, no dio ni una pista sobre el equipo que alineará ni sobre cómo va a gestionar las rotaciones ahora que comienzan una semanas de partido cada tres días. Se intuye que moverá bastante el once si quiere cultivar esa «competencia feroz» que tanto pide, pero el hermetismo es total. Hasta Ter Stegen tiene opciones de ser el portero titular. Alves está recuperado y la única baja segura es la Vermaelen, central que está a punto de recibir el alta médica. Todo es posible, incluso los delanteros del filial Munir y Sandro, además del centrocampista Sergi Samper, tienen opciones de jugar. Una nueva suplencia de Xavi, quien dijo que por él seguiría toda la vida en el Barça, llamaría mucho la atención.

El Apoel está repleto de jugadores brasileños y portugueses con un par de excepciones como el noruego Riise, ex del Liverpool entre otros, y el portero Urko Pardo, que perteneció durante ocho años al Barcelona, en cuyo fútbol base coincidió con Iniesta antes de ser cedido al Sabadell y al Cartagena. «Las fotografías las dejaremos para después del partido», avisó el guardameta de 30 años, nacido en Bélgica, pero de padre vasco y madre gallega.

Alineaciones probables

Barça: Bravo; Alves, Piqué, Mathieu, Alba; Rakitic, Busquets, Iniesta; Pedro, Messi y Neymar

Apoel: Urko Pardo; Mario Sergio, Guilherme, Carlao, Riise; Tiago Gomes, Nuno Morais, Vinicius, Manduca; Sherindan y De Vincenti

Árbitro: Denyz Aytekin (Alemania) Estadio: Camp Nou Hora: 20.45 horas (C + Liga de Campeones)

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El Barcelona arranca ante el Apoel su renovado sueño europeo