Alberto Contador sentencia la Vuelta en Os Ancares

El líder aguantó el ataque de Froome y le dio la puntilla para llevarse el triunfo de etapa

Efe
Redacción

Alberto Contador (Tinkoff) ha dado la puntilla a la Vuelta a España, ganando la vigésima etapa (su segundo triunfo parcial) entre Santo Estevo de Ribas de Sil y Puerto de Os Ancares, lo que le convierte en el virtual ganador de la 69 edición . Contador se llevó el duelo a Froome, al que remató a 800 metros de la cima. Le aventajó en 15 segundos en línea de meta después de aguantar perfectamente el ataque del británico. Alejandro Valverde cruzó a 55.

Contador no tendrá mayor problema si no media fatalidad para defender el maillot rojo de líder en la contrarreloj final en Santiago de Compostela (9,7 kilómetros). Froome será y Valverde tercero.

En la jornada clave de la Vuelta, Contador hizo su carrera. Se pegó a la rueda de Froome, su gran rival, y le atacó en las últimas rampas para rubricar su golpe de mano. Antes, los franceses Coppel (Cofidis) y Mederel (Europcar), el holandés Poels (Omega) y el polaco Niemiec (Lampre) lanzaron la carrera con la fuga del día, sin opciones, ya que el botín se lo debían jugar los favoritos en Os Ancares.

Los cuatro se entendieron para coronar los altos de Vilaesteva (2ª), O Lago (3ª) y Folgueiras de Aigas (1!), pero en Ancares terminó la aventura a pesar de la resistencia de Niemiec, el ganador en Lagos de Covadonga que aguantó en solitario hasta 9 de meta. El Sky, que ya venía tensando desde Folgueiras, marcó el ritmo en Ancares, ante los decisivos 12,7 kilómetros al 8,6 % de media y rampas hasta del 20. Los hombres de Froome quemaron las naves. Reventaron en labores de desgaste Kennaugh, Siutsou, Nieve y Deignan, el hombre que dio el último relevo al jefe.

Los favoritos frente a frente. El momento de la verdad, cada uno con sus fuerzas. El primero en atacar fue Purito Rodríguez, a 9 de la cima, pero el catalán cedió 5 kilómetros después víctima de la pelea entre Froome y Contador. Británico y madrileño en duelo hasta la meta. Insistió infinidad de veces el líder del Sky, quemando todos los cartuchos, pero no hubo manera de soltar al líder, quien se soldó a rueda a pie de puerto y de ahí no se movió, aguantando todos los acelerones.

Nunca se rindió Froome, que cayó con las botas puestas. No pudo resistir la única bala que disparó Contador, quien volvió a levantar los brazos, como ya hizo en La Farrapona. De manera definitiva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Alberto Contador sentencia la Vuelta en Os Ancares