La serena paternidad de Marc Gasol

Manuel Blanco Casal
Manuel Blanco MADRID / ENVIADO ESPECIAL

DEPORTES

Jorge Zapata (EFE)

Padre de una niña por primera vez, el pívot se ha consolidado como uno de los referentes del baloncesto español tras experimentar un proceso de transformación física y mental

10 sep 2014 . Actualizado a las 20:06 h.

Marc Gasol ya es padre. Y si se cumple el refrán, el pan que todo niño trae bajo el brazo debería ser una medalla en el Mundial de España. Su recién estrenada paternidad es un paso más en un proceso de madurez personal y profesional que ha llevado al pívot de los Memphis Grizzlies a convertirse en uno de los referentes del básket español, un deportista con alma de líder llamado a tomar el relevo de su hermano Pau y de Juan Carlos Navarro cuando estos den un paso a un lado y se retiren de la selección.

Marc jugará esta noche los cuartos de final del Mundial ante Francia. Lo hará tras pasar unos días en Barcelona junto a su mujer, la madre de su pequeña. Cristina salía de cuentas el martes y el pívot quería estar con ella cuando llegase el feliz momento. En la selección lo entendieron al momento, y el jugador pactó con el entrenador un abandono temporal de la concentración a la espera de que se produjese el feliz acontecimiento.

El mediano de los Gasol vive un momento de madurez que ha trasladado a la cancha. Al equilibrio que le aportan su familia y amigos, le ha sumado un cuidado extraordinariamente puntilloso de su estilo de vida. Lleva una dieta de forma milimétrica y el resultado ha sido el mejor estado de forma de su carrera.