España consuma su venganza

Manuel Blanco Casal
Manuel Blanco GRANADA / ENVIADO ESPECIAL

DEPORTES

Jorge Zapata

La selección apaliza a la poderosa Francia con una exhibición de juego total

04 sep 2014 . Actualizado a las 02:22 h.

España se tomó ayer cumplida revancha de lo ocurrido el año pasado en las semifinales del Europeo y aniquiló a Francia. La selección es, junto a Estados Unidos, el rival a batir en este Mundial. Por el momento no hay quien le tosa: aguerrida en defensa e intratable en ataque. En pura lógica, hoy pasará como primera de grupo pase lo que pase ante Serbia.

Al igual que en duelos anteriores, saltó al parqué concentrada. El primer cuarto fue un monólogo de Ricky Rubio. El base de los Wolves, con 23 años, ha sido ya cien veces internacional y se ha hecho con el timón de mando de este equipo pese a que a su lado tiene a Calderón y Sergio Rodríguez. En los tres primeros partidos mostró maneras, pero ayer protagonizó un monólogo en el inicio. Omnipresente en ataque y defensa, se fue al banquillo con cuatro puntos, cinco asistencias y tres robos. Un tercio del triple doble en ocho minutos. Magistral.

España estaba lanzada y logró ocho de renta (11-3). A la vista del vendaval, Collet movió ficha. Sentó a Heurtel y dio entrada a Diot para frenar la sangría. El base del Estrasburgo ya le amargó a España las semifinales del Europeo del año pasado. Ayer volvió a hacer de las suyas. Serenó el juego del equipo, anotó siete tantos y Francia sorteó la tormenta que se avecinaba. Un sensacional triple de Navarro con menos de un segundo en el marcador selló el primer parcial: 22-19.