El Athletic de Bilbao empata en Nápoles y toma ventaja en la previa de la Champions

Muniain adelantó al equipo vasco e Higuaín empató para los italianos

Muniain marcó el gol del Athletic en Nápoles
Muniain marcó el gol del Athletic en Nápoles

Redacción

El Athletic de Bilbao ha empatado 1-1 en el campo del Nápoles y toma una ligera ventaja en la eliminatoria previa de la Liga de Campeones. Iker Muniain adelantó al equipo bilbaíno en el minuto 41 y Gonzalo Higuain igualó para el conjunto italiano en el 68. El Athletic controló el partido a la perfección en el primer tiempo, consiguió irse al descanso con ventaja pero el empuje del Nápoles en el segundo acto pudo voltear el resultado de no mediar dos paradas determinantes de Iraizoz. El partido de vuelta se jugará la semana que viene en Bilbao.

El Athletic volvió a oír el himno de la Champions League como protagonista casi 16 años después. Esa larga ausencia de la máxima competición continental convertía el duelo de San Paolo en especial para los pupilos de Valverde. Todos salvo Aduriz se estrenaban en el torneo. La presión de jugarse en 180 minutos todo el trabajo de un año parecía un pesado lastre para los jóvenes rojiblancos, inexpertos en estas lides. Esa tensión se transformó en miedo y en dudas en cuanto el árbitro dio comienzo al encuentro. Con Hamsik como protagonista, los de Rafa Benítez tardaron apenas dos minutos en aprovechar los nervios del rival y cerca estuvieron de poner la eliminatoria cuesta arriba para los bilbaínos en los primeros diez minutos. Sin continuidad en el pase y alejados del estilo, poco les duraba el balón a los vascos. Pero la calidad de los jugadores de Valverde es incuestionable y bastó que rompieran a sudar para olvidarse del estreno y comenzar a pensar que, en San Paolo o San Mamés, al final sólo era fútbol. Así, a la media hora, Laporte y Aduriz ya habían avisado con sendos testarazos a centros de Beñat de que no había más tregua, que se habían acabado las concesiones.

A falta de acierto con la cabeza, fue el pequeño Muniain el encargado de abrir la lata napolitana con el pie. De Marcos, en un arranque pletórico de fuerzas, penetró en las líneas enemigas por la derecha para acabar cediendo la pelota a su revoltoso compañero que, con la tranquilidad de un veterano, colocó el balón en la red tras ajustarlo todo lo posible a la cepa del palo, haciendo estéril la estirada de Rafael. El comienzo de la segunda mitad fue bien distinto al del periodo inicial y el Athletic pudo sentenciar por medio, de nuevo, de Muniain y del siempre presente Aduriz, la eliminatoria ante un timorato Nápoles que parecía descolocado.

Más intenso e incisivo en la presión y atrevido en ataque y con Muniain divirtiéndose, el Athletic se sentía cómodo, mientras que los de Benítez tiraban de arreones poco afortunados de orgullo para buscar la igualada. Pero los italianos cuentan con Higuaín, un tipo que, pese a que está aún fuera de forma, posee una dignidad que mueve montañas y un olfato goleador que le convierte en peligroso cuando está herido. Cuando más lo necesitaban los suyos, soltó un zarpazo tras revolverse al borde del área para acabar batiendo a Iraizoz con un tiro raso y cruzado. Y no logró más porque, dos minutos después, Callejón no acertó a batir al cancerbero pamplonés cuando el 'Pipita' le había dejado solo para marcar el segundo tanto local.

El miedo había vuelto a cambiar de bando para quedarse definitivamente en el área rojiblanca. Con Mertens desatado tras sustituir al desafortunado Insigne, Iraizoz ejerció de héroe. Una gran parada al belga y una mano providencial a un remate a bocajarro de Higuaín salvaron a su equipo y permitieron que el Athletic obtuviera un resultado que cumple los deseos bilbaínos de poder decidir la eliminatoria en San Mamés. La Catedral estrenará su nueva cara con su particular final de Champions.

Nápoles: Rafael, Maggio, Albiol, Koulibaly, Britos, Jorginho, Gargano, Insigne (Mertens, 60 min.), Hamsik (Michu, 78 min.), Callejon e Higuaín.

Athletic de Bilbao: Iraizoz, De Marcos, Gurpegi, Laporte, Balenziaga, Iturraspe (Morán, 89 min.), Mikel Rico, Susaeta (Ibai, 78 min.), Beñat (San José, 74 min.), Muniain y Aduriz.

Árbitro: Jonas Eriksson (Suecia). Mostró tarjeta amarilla a Jorginho, Gurpegi, Balenziaga.

Goles: 0-1: min. 41, Muniain. 1-1: min. 68, Higuaín.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El Athletic de Bilbao empata en Nápoles y toma ventaja en la previa de la Champions