Marc Márquez vuelve a volar en los test de Brno

El catalán bate a todos sus rivales tras quedar fuera del podio el domingo


El huracán no cesa, y Marc Márquez, apenas 24 horas después de verse alejado del triunfo por primera vez en lo que va de temporada e incluso fuera del podio, ha marcado el mejor tiempo en los test del lunes en Brno, dedicados casi exclusivamente a probar el material del próximo curso. Lo visto en la República Checa el fin de semana es la excepción que confirma una regla aplicable al pasado -al menos al 2013-, presente y futuro más inmediato.

A Márquez le faltan apenas detalles para apuntalar su segundo Mundial de MotoGP, algo que puede conseguir con un buen puñado de carreras de margen, y después pensar en la próxima temporada, en la que será favorito de forma absoluta. Y es que si Márquez finalizó cuarto en el Gran Premio, recuperó el primer puesto en la jornada posterior, que además de como prueba poseía una fuerte cargar simbólica.

Lo vivido en el mítico trazado checo este lunes fue el primer enfrentamiento directo entre los prototipos de Yamaha y Honda de cara al campeonato del 2015, y Marc Márquez brilló con luz propia. No sólo lo hizo bien batiendo a todos sus rivales, sino que con 1.55.411 mejoró su pole del sábado y batió el récord del circuito. En la acera de enfrente, un motivado Jorge Lorenzo, que acumula tres podios consecutivos, recibió la de arena con un chasis mejorado pero un motor que, en sus propias palabras, «no mejora el de 2014».

La marca de los diapasones adolece de potencia pero se muestra poderosa en el paso por curva, defectos y virtudes que apuntan a crecer de forma exponencial para el próximo curso. Pedrosa, tercero, y Rossi, quinto, volvieron a representar su rol habitual en los últimos dos años. Dani no pudo dar continuidad a su triunfo dominical y Valentino, igual que Lorenzo, lamentó la falta de caballos en la Honda.

El hecho de estar ya hablando del 2015 viene precedido de un hecho atípico, el de Márquez fuera del podio por primera vez tras diez carreras inmaculadas, algo que le ha quitado presión al de Cervera y buena parte de la emoción restante de un Mundial de MotoGP en el que apenas faltaba por despejar la incógnita de si el flamante líder iba a ser capaz de finalizar el año con 18 triunfos. Marc dejó el registro en diez, y ahora apenas queda por saber cuándo se proclamará bicampeón, algo que acontecerá salvo lesión que le impida correr y que podría ocurrir en Motorland a finales del mes de septiembre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Marc Márquez vuelve a volar en los test de Brno