El Obradoiro avanza en la línea de armar un equipo más atlético

Waczinsky lideró el triunfo de Polonia sobre la Alemania de Kleber en el Preeuropeo


santiago / la voz

«A modo de carta a los Reyes Magos, me gustaría que pudiésemos mejorar el equipo en capacidad atlética y ofensiva, pero

estas dos cosas son casi siempre

sinónimo de dinero. Vamos a intentar tener cierta continuidad dentro de nuestras posibilidades. Luego el mercado se mueve a una velocidad que nosotros

no manejamos: para tener opciones de contratar a ciertos jugadores hay que entrar los primeros;

con otros tenemos que ser pacientes, estar ahí y esperar a que no cierren con determinados equipos con mayor potencial

económico y deportivo? Vamos

a ver qué tal se nos da».

La reflexión es del director general del Obradoiro, José Luis Mateo, en una entrevista en La Voz de Galicia a finales del pasado mes de mayo. Y lo que barruntaba es lo que ha ido sucediendo en los 75 días que han pasado desde entonces hasta hoy.

Con Waczinsky y Maxi Kleber el club se movió rápido. De lo contrario, hubiese llegado tarde. Con Triguero y Miller, ya confirmado oficialmente, tocó apelar a la paciencia. Y con Cárdenas y Pozas el proceso negociador resultó algo más sencillo.

Además, el nuevo Obradoiro parece que va a ganar en poderío físico en el juego interior con las recientes incorporaciones de sus cincos. Mientras que Waczinsky y Kleber sobresalen más por su talento ofensivo.

Precisamente, los dos se enfrentaron ayer en la primiera jornada del Preeuropeo. Y Waczinsky, con 19 puntos, once de ellos en un primer cuarto excelso, lideró el triunfo polaco por un apretado 68-67.

Kleber no tuvo una participación tan destacada. Recibió poco juego en ataque y brilló más por su capacidad de intimidación.

Por otra parte, el club hizo oficial la contratación de Daniel Miller, que es nieto del que fuese récord mundial y campeón olímico de 110 metros vallas en 1936, Forrest Grady. Miller fue elegido en el mejor quinteto defensivo de su conferencia universitaria, la ACC, las dos últimas temporadas.

Disputó tres partidos de la Liga de Verano con los Washington Wizards. En uno de ellos, curiosamente, se enfrentó a Muscala.

En Las Vegas tuvo su primera toma de contacto con Moncho Fernández y con José Luis Mateo. El director general destaca que «Daniel ha puesto mucho interés por jugar en el Rio Natura Monbus Obradoiro». Sobre sus cualidades, señala que «tiene aquello que nuestra afición sabe apreciar: lucha, entrega, compromiso. Es, fundamentalmente, un gran trabajador que juega para el equipo y que aportará defensa y rebote para complementar el juego interior».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

El Obradoiro avanza en la línea de armar un equipo más atlético