Desafío entre vigilantes de la playa

Montalvo alberga este fin de semana el Campeonato Gallego absoluto de salvamento y socorrismo


Pontevedra / La Voz

Si esta mañana decide ir a la playa de Montalvo a darse un baño, a pesar de que el tiempo nos está haciendo olvidar por momentos de que estamos en verano, puede estar más que tranquilo por su seguridad. El arenal sanxenxino acoge este fin de semana el Campeonato Gallego absoluto de salvamento y socorrismo, en el que se dan cita los mejores profesionales en el rescate de personas. Un evento que, con cerca de 150 participantes, otorgará el cetro autonómico a lo nuevos campeones en las diferentes modalidades.

Lejos de la imagen que ha calado en el imaginario colectivo con la serie televisiva protagonizada por el inclasificable David Hasselhoff y la neumática Pamela Anderson, los competidores de este campeonato no se limitan a pasear palmito por la playa. Y eso que muchos y muchas pueden presumir de físico como para hacerlo. Aquí, el reconocimiento lo dan las marcas en una batalla cerradísima entre deportistas de muchísimo nivel. Y no piensen que participar aquí está al alcance de cualquiera. De hecho, para poder inscribirse, los mayores de 17 años deben estar en posesión del título oficial que le faculta para trabajar como socorrista.

En el día de ayer, el programa de competición incluía trece pruebas entre las categorías masculina y femenina. Y es que, si también pensaba que con nadar bien es suficiente para ser un buen socorrista, tiene usted otro motivo para ver en acción a estos deportistas. Porque además de la modalidad esprint, tanto individual como de relevos, Montalvo brindó un gran espectáculo con pruebas como las de carrera y rescate con tabla, nadar-surf, rescate con tubo o rescate con ski.

Jornada maratoniana

Así, desde primera hora de la mañana de ayer la competición no dio tregua, aunque la intermitente lluvia amenazó por momentos por aguar la fiesta -nunca mejor dicho- a aquellos que prepararon a conciencia este campeonato. A la cita no faltaron clubes de la provincia como el SAPO de Pontevedra, el Salvamento Vilagarcía, el Club Acuático Umia o el Salvamento Sanxenxo, anfitrión del evento. Y pese al frío que tuvieron que sufrir a causa del viento en la sesión matinal, ninguno se arredró y se pudieron ver sobre el agua y la arena grandes duelos.

Ya por la tarde, el campeonato se trasladó a la playa de Baltar para la competición de banderas, una de las más espectaculares y con la que se cerró la jornada de ayer. Con una participación tan numerosa, la prueba se alargó debido a que se disputaron varias eliminatorias, lo que hizo las delicias, sobre todo, del público menos acostumbrado a ver este deporte en acción.

Hoy, el campeonato bajará el telón con dos pruebas más, una individual y otra de relevos, que aúnan prácticamente todas las modalidades que se disputaron ayer. El ganador de la primera de ellas se convertirá en el Oceanman gallego -Oceanwoman en categoría femenina- del 2014. Y en la segunda, denominada Taplin, la mecánica será la misma pero en lugar de ser individual se compite por equipos, completando cada integrante una de las postas: natación, tabla, ski y sprint.

Una vez acabada la competición, los socorristas que acudieron al campeonato regresarán a sus puestos de trabajo en las playas de Marín, Bueu, Vilagarcía y el resto de Galicia, después de que este fin de semana muchos de ellos tuviesen que tirar de favores de compañeros para poder acudir a la cita. Así que, cuando vuelva el sol, quizá encuentre en su playa a todo un campeón gallego velando por su seguridad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Desafío entre vigilantes de la playa