Kristoff deja de nuevo a Sagan con la miel en los labios

El noruego se impone en la etapa previa de la llegada del pelotón a Los Alpes


El noruego Alexander Kristoff se impuso este jueves en el «sprint» que puso fin a la duodécima etapa del Tour de Francia, en la que por cuarta vez el eslovaco Peter Sagan fue segundo y en la que el italiano Vincenzo Nibali mantuvo el maillot amarillo de líder.

Pese a lo accidentado del recorrido, la jornada se saldó con una llegada masiva en la que faltaban varios corredores, entre ellos algunos de los «sprinters» más rápidos, como los alemanes Marcel Kittel y André Greipel.

En ese contexto, Kristoff fue el más rápido de los presentes y aventajó de forma clara a Sagan, a quien se le escapa la victoria.

El ciclista del Canondale suma cuatro segundos puestos en esta edición y tres cuartos. Sagan, que en las dos anteriores ediciones sumó cuatro victorias en la ronda gala, ve como este año se le resiste el triunfo parcial, aunque mantiene con solvencia el maillot verde de líder de la regularidad.

En la meta de Saint-Etienne fue menos rápido que Kristoff, que a sus 27 años logró su primera victoria en la ronda gala tras haber logrado esta edición dos segundos puestos, superado en Lille por Kittel y en Reims por Greipel.

Sin ellos, el ciclista del Katusha, vencedor este año de la Milán-San Remo y de la Eschborn-Fráncfort, fue más veloz que ninguno y logró el triunfo.

Es su décimo triunfo de la temporada y el vigésimo segundo de su carrera, además del décimo cuarto de un ciclista noruego en el Tour de Francia.

Fue el colofón de una jornada que tuvo una escapada larga que no llegó a colmo y en la que el español David de la Cruz sufrió una dura caída que le obligó a abandonar.

Al igual que el estadounidense Andrew Talansky, que ni siquiera tomó la salida tras haber sufrido la víspera para entrar dentro de los límites de tiempo.

La clasificación general no sufrió ninguna modificación, con Nibali sólido líder en vísperas de que comiencen a subirse mañana los Alpes.

El australiano Richie Porte es segundo a 2.23 y el español Alejandro Valverde tercero a 2.47.

«No soy un perdedor»

El eslovaco Peter Sagan oculta mal su enfado por haber sumado su cuarta segunda posición en el Tour de Francia, una frustración que justifica porque no se considera un perdedor.

«Me gusta ganar, aunque muchos de los que están en el pelotón se conformaban con mi segundo puesto. Pero yo quiero una victoria», asegura el ciclista de Cannondale.

Batido en la línea de meta por el alemán Marcel Kittel en la primera y la tercera etapa y por el italiano Matteo Trentin en la séptima, Sagan fue hoy algo menos rápido que el noruego Alexander Kristoff.

«Es la ley del ciclismo. Estaba en buena posición, pero él ha sido más rápido. Hay veces en los que no te salen las cosas, pero hay que relativizar y pensar que todavía quedan oportunidades por delante», indicó el eslovaco, que suma cuatro triunfos en la ronda gala.

Sagan considera que está más fatigado que sus rivales en los «sprint».

«Creo que estoy trabajando más que ellos, busco la victoria en todos los terrenos y mis piernas acumulan más fatiga. Eso dificulta las cosas», analiza.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Kristoff deja de nuevo a Sagan con la miel en los labios