Contador abandona el Tour de Francia tras romperse la tibia en una caída

El español se fue al suelo a 90 kilómetros de meta y sufrió la rotura de la tibia de su pierna derecha

La Voz
Redacción
Alberto Contador (Tinkoff) ha abandonado el Tour de Francia tras sufrir una dura caída en el transcurso de la décima etapa. En principio el ciclista madrileño fue atendido de una gran herida en la rodilla derecha pero apenas 14 kilómetros después puso pie a tierra, incapaz de superar el dolor. Marchaba ya a más de cuatro minutos del grupo de los favoritos. Entre lágrimas, en medio de la intensa lluvia, al comprobar que su físico no le permitía continuar sobre la bicicleta, el ciclista de Pinto se abrazó a su compañero Michael Rogers y, poco después, se bajó de la bicicleta.Horas después, el manager de su equipo, el danés Bjarne Riis, anunciaba que Contador sufrió la fractura de la tibia de la pierna derecha tras la caída, y que el ciclista madrileño tendrá que ser operado. Peligra, de esta manera, también su participación en la próxima Vuelta a España. DEsde el Saxo Tinkoff atribuyen el daño a una piedra o un bache que Contador cogió a más de 70 kilómetros por hora.Contador cayó al asfalto en el descenso del Petit Ballon, el segundo de los siete puertos incluidos en la tercera jornada de Los Vosgos, en el kilómetro 64 de carrera. Hubo de ser atendido en la carretera y le fue colocada una venda en la rodilla derecha y más tarde cambió las zapatillas. Una maniobra que le supuso un retraso de cinco minutos. Riis indicó cómo fue la caída del madrileño. «Alberto se cayó en una parte recta y rápida del descenso. Estaba buscando algo en su bolsillo y la bicicleta se le arrastró debajo de él probablemente debido a un golpe o a un agujero en la carretera», manifestó.El pelotón principal, con el maillot amarillo, ha reducido el ritmo y Contador (a pesar de la gravedad de las heridas que se confirmaron a posteriori) trató de reincorporarse con ayuda de sus compañeros Nicolas Roche y Mettteo Tossatto. Pero finalmente no fue capaz de seguir y Contador puso pie a tierra a falta de 77 kilómetros de una etapa que tenía señalada con rojo en su calendairo para poder atacar al líder. Hasta la meta quedaban aún 4 puertos, el último con el ascenso de 6 kilómetros a la Planche des Belles Fille, donde está situada la meta. Un agujero en la rodilla«Alberto tenía un agujero en la rodilla derecha y no ha podido aguantar. En el momento de la retirada estaba entero, pero claro, la procesión va por dentro», ha señalado su jefe de prensa, Jacinto Vidarte. «Ha debido caer muy violentamente, porque ha roto completamente su zapatilla. En cualquier caso tiene mucho daño en la rodilla derecha. Es pronto para establecer un diagnóstico, tenemos que esperar a que pase una radiografía. Nos ha hablado en la ventanilla del coche y nos ha dicho que le dolía todo y que no podía seguir», dijo por su parte el director del equipo de Contador, .Philippe Mauduit.Es el segundo gran abandono del presente Tour de Francia tras el de Chris Froome, actual defensor del maillot amarillo. Contador era noveno en la clasificación general, a 4.08 al líder provisional, el francés Tony Gallopin, y a 2.34 de Nibali, su gran rival. Nibali, por los pelos«Ha sido una caída increíble, he podido esquivarle por poco. Era una bajada, el asfalto no estaba muy bien. Contador estaba detrás de mi, yo he frenado por precaución y me ha adelantado y yo he tratado de ponerme a su rueda. En ese momento me ha caído y le he visto rodando por el suelo. Íbamos a unos 60 por hora», señaló Vincenzo Nibali al finalizar la etapa, testigo de excepción del abandono de Contador. La primera cita importante con la alta montaña resultó muy movida desde su inicio en Mulhouse. Un grupo marcha escapado con Purito Rodríguez, que ya es líder virtual de la montaña, Westra, Voeckler, Moinard, Visconti, Riblon, Barta, Kwiatkowski, Martin, Sagan, Taaramae, Irizar y Wyss. Al final Nibali se ha impuesto a todos ellos y ha reforzado su liderato con los dos rivales principales fuera de carrera.Contador llegaba al Tour de Francia como el ciclista más en forma de la temporada y con mejores expectativas que el año pasado, cuando no pudo aguantar el ritmo de Froome en su primer intento de recuperar la corona francesa tras su sanción por dopaje. Campeón esta temporada de la Tirreno Adriático y la Vuelta al País Vasco, brillante en la Dauphiné aunque no ganó, había cedido tiempo en una accidentada etapa de la primera semana de competición marcada por el pavé.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Contador abandona el Tour de Francia tras romperse la tibia en una caída