Mundial 2014: Alemania-Argentina, un clásico para la final

Los europeos buscan añadir su cuarta estrella sobre el escudo mientras la albiceleste espera poner fin a casi 30 años de sequía


Redacción

Un escenario único como Maracaná para un partido único como una final del Mundial entre Alemania y Argentina. La selección de Löw logró el billete con una exhibición que no se olvidará nunca al derrotar por 1-7 a los anfitriones, dejando al país organizador en estado de shock y adjudicándose la traicionera vitola de favorita de manera automática por su severo correctivo de semifinales. Argentina se planta en la final del mismo modo que aterrizó en Brasil: con dudas. Sabella no logra despejar todas las incógnitas y su selección solo carbura a trompicones. Sin embargo, le ha bastado para llegar a la final y luchar por su tercera estrella en el escudo y de esta forma igualar a su rival del próximo domingo, una Alemania que cuenta con tres mundiales, solo por detrás de los cinco de Brasil y los cuatro de Italia.

Alemania-Argentina es uno de los grandes clásicos del fútbol. Se han enfrentado en 20 ocasiones, con un balance favorable a la albiceleste, que logró nueve triunfos por los seis de Alemania (cinco empates). Sin embargo, en la historia de los mundiales, sus caminos se han cruzado en seis ocasiones, con dominio alemán (3-1). Seis partidazos que hicieron vibrar el planeta. Desde el campeonato de Suecia 1958 que coronó a un joven Pelé hasta el «Schweinsteiger, ¿estás nervioso?» Que entonó Maradona en Sudáfrica antes de encajar una histórica goleada. Historia de los Mundiales.

Mundial Suecia 1958

La primera vez que se vieron las caras en un Mundial Argentina y Alemania fue en Malmo (Suecia). Alemania Federal (antes de la reunificación) y la albiceleste midieron fuerzas y probaron sensaciones en el partido de debut en el torneo para ambas. Ganaron los europeos 1-3, con dos goles de Helmut Rahn y uno de Uwe Seeler. Argentina no logró clasificarse en la fase de grupos. Alemania cayó en semifinales ante Suecia en un Mundial que será recordado con un joven Pelé asombrando al planeta.

Mundial Inglaterra 1966

De nuevo en el viejo continente y otra vez en la fase de grupos. En esta ocasión se saldó con un empate sin goles en la segunda jornada. Aquí se clasificaron las dos selecciones a cuartos de final (antes participaban menos equipos), dejando fuera a España. La Inglaterra de Bobby Charlton salió campeona y tuvo el honor de eliminar a ambas, a Argentina en cuartos y a Alemania en la final, con el polémico gol fantasma.

Mundial México 1986

El Mundial de México fue el que encumbró a Maradona como uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos y como un semidiós dentro de las fronteras de su país. La Argentina entrenada por Bilardo, de un equipo algo mediocre, como recuerdan los expertos, pero competitivo y tocado con la varita mágica de Maradona, derrotó en la final, celebrada en el Estadio Azteca, a la Alemania entrenada por Beckenbauer y comandada en el campo por Matthaus. Argentina ganó 3-2 con goles de Valdano, Burruchaga y Brown. Para Alemania convirtieron Völler y Forster.

Mundial Italia 1990

Tan solo cuatro años después Alemania consumó su revancha de la final de Ciudad de México. Los protagonistas en el banquillo eran los mismos y sobre el césped, muy similares. El escenario, el Olímpico de Roma. Una vendetta en toda regla. Alemania ganó por la mínima con un polémico penalti transformado por Brehme. Maradona, que venía de ser abucheado en la semifinal de Milán cuando sonó el himno de Argentina, con un tobillo inflamado como una pelota, se quedó a un suspiro de repetir campeonato.

Mundial Alemania 2006

Ya en la modernidad del fútbol, Argentina y Alemania empataron a un gol en los cuartos de final del Mundial del 2006. El central del Valencia Ayala cabeceó al fondo de la red de Kahn. Miroslav Klose, ya el máximo goleador de la historia de los mundiales, empató el partido en el minuto 80. Los anfitriones pasaron tras una dramática tanda de penaltis. El fallo de Cambiaos desde el punto de penalti acabó dando el pase a los europeos, que caerían en la siguiente fase, semifinales, a manos de la selección que a posteriori saldría campeona: la Italia de Cannavaro.

Han pasado ocho años y el Jefecito Mascherano continúa tapando vías de agua en el centro del campo argentino. Maxi Rodríguez es otro de los supervivientes de aquel equipo, al igual que Leo Messi, que por entonces tenía un papel secundario en la selección (no jugó ni un minuto de ese partido). Además de Klose, Podolski y Schweinsteiger fueron otros de los supervivientes que estarán presentes en Maracaná.

Mundial Sudáfrica 2010

El torneo en el que España alumbró al mundo con su fútbol también recogió un Alemania-Argentina. La Albiceleste, entrenada por el siempre excesivo Diego Armando Maradona, y con Messi mandando en césped, se plantó en cuartos de final con buenas sensaciones. El pelusa preguntó a Schweinsteiger en la previa: «¿Estás nervioso?». Alemania respondió sobre el césped y acabó desarbolando a una caótica Argentina por cuatro goles a cero. Müller, Friedrich y Klose, en dos ocasiones, firmaron los goles.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Mundial 2014: Alemania-Argentina, un clásico para la final