Mundial 2014: Alemania, cuatro veces seguidas en semifinales

Klose continúa en el equipo germano, que luce la mejor racha de la historia del Mundial


REDACCIÓN / LA VOZ

De entre todos los tópicos que acompañan a Alemania, como a todas las grandes selecciones, el más cierto es su capacidad competitiva. Por eso lleva más partidos que ninguna otra selección en los Mundiales, y por eso ahora se asoma por cuarta ocasión seguida a la penúltima ronda del campeonato, algo que no había conseguido ningún país antes. El dato habla de la fiabilidad del combinado germano, incluso ahora que lleva sin levantar trofeos desde la Eurocopa de Inglaterra en 1996. Miroslav Klose, el delantero de 36 años, con Ronaldo Fenómeno el mayor realizador del campeonato, con 15 tantos, actúa como hilo conductor entre las cuatro ediciones. Titular ante Francia, mantiene jerarquía en la Mannschaft.

Corea y Japón 2002

Una final sin Ballack y cantada de Kahn

La Alemania del 2002 respondía al viejo canon físico, se encontró un sorteo favorable y lo aprovechó. Porque en su grupo apeó a Camerún, Arabia Saudí e Irlanda del Norte y en las eliminatorias ganó por la mínima a Paraguay, Estados Unidos y la Corea del Sur que había eliminado a España. No necesitó más. Así ganaba Alemania. Un jugador representaba la evolución que la selección iba a experimentar años después, un media punta fantástico como Michael Ballack, de imponente presencia y enorme talento. Pero se perdió por sanción la séptima final de Alemania en un Mundial. Ya con Klose como nueve, tenía Alemania un portero fantástico, Kahn, que falló en el primer gol de la final pero se llevó el premio al mejor jugador del campeonato, por encima de Ronaldo Fenómeno.

Alemania 2006

Una prórroga ante Italia frustró a un equipo preciosista

Como anfitriona en el 2006, Alemania ya no solo rendía, sino que daba gusto verla con la propuesta de Jurgen Klinsmann. Terminó anotando 14 goles, más que nadie, con Klose como pichichi con cinco tantos y con Lukas Podolski como el jugador revelación. No bastó. Porque después de ganar a Costa Rica, Polonia y Ecuador en la fase de grupos y superar a Suencia en octavos, se topó ya con los grandes. Tumbó Alemania a la Argentina del joven Messi en los penaltis, y luego perdió ante Italia, que sería campeona, en la prórroga.

Sudáfrica 2010

Goleadas históricas a Inglaterra y Alemania hasta que apareció Puyol

Alemania ya era una selección reconocible, dirigida por Joachim Low, ayudante de Klinsmann cuatro años atrás. Despachó a Australia, Serbia y Ghana como rodaje antes de medirse con gigantes. A la Inglaterra de Capello la barrió por 4-1 -la mayor derrota de los pross en un Mundial- y a la Argentina de Maradona le metió otros cuatro. En semifinales cayó ante España en un encuentro colosal que decidió el cabezazo de Puyol. Alemania volvió a escuchar elogios unánimes, terminó como la selección más goleadora, con 16 tantos, y reivindicó a Muller.

Brasil 2014

Menos espectacular, con más variantes

Alemania ya no enamora como en los dos anteriores Mundiales. Low sigue al frente de una selección con muchas variantes tácticas. Después de una fase de grupos con altibajos, superó a Argelia en la prórroga y anestesió a Francia con un gol de cabeza.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Mundial 2014: Alemania, cuatro veces seguidas en semifinales