Mundial 2014: Brasil también ha sido un batacazo económico para España

Mediaset ha sido la empresa más perjudicada por la eliminación junto a Adidas, que había aumentado la producción de camisetas de la selección


Rodrigo Errasti | Colpisa

El fracaso de la selección española en Brasil no sólo ha sido deportivo. A nivel económico, caer en primera fase supone un lastre económico para la Federación Española de Fútbol (FEF), para los patrocinadores, para las marcas asociadas al equipo nacional e incluso para el sector servicios. Económicamente, los que más salen perdiendo son los patrocinadores, así como Mediaset, que quería repetir el éxito del Mundial de hace cuatro años y apostó fuerte por los derechos de televisión del Mundial para dar los partidos por Telecinco y Cuatro, operación que le supondrá unos 30 millones. Más allá de los 17 que paga por la exclusividad de los partidos solo de España (unos 35, por 25 del torneo), hay que sumar lo que dejará de ganar por la publicidad. El momento en el que Andrés Iniesta marcó el gol más esperado por todos los aficionados españoles ante Holanda, Telecinco logró el minuto de oro de la historia de la televisión en España: casi 16 millones de espectadores y un share del 85,8 %. Hace cuatro años, aquel 11 de julio de 2010, los spots emitidos costaban entre 150.000 y 250.000 euros. Cuando empezó el Mundial la audiencia llegó a un 67% del 55% que dicen ver fútbol, pero tras la descalificación se situó en torno al 22%. Junto a la cadena, los patrocinadores de la selección, como Adidas, Iberdrola, Movistar, Cruzcampo, Pelayo, Nissan, Cepsa y Gillette, dejan al ente en torno a 70 millones, con unos acuerdos que varían desde los 500.000 euros hasta los 3,5 millones, menos Adidas (10 anuales y otros 10 extra por ganar la Copa del Mundo) y la citada Mediaset, cuyas acciones cayeron un 4,02 % tras la derrota ante Chile. Camisetas y productos Gracias a ellos, la Federación Española cubre su presupuesto (la mitad está casi cubierta con los dos últimos patrocinadores), y es por ello que ha renunciado a las ayudas anuales del Fobierno. En 2012 recibió una inyección de 24 millones con la última Eurocopa y desde entonces factura al año por patrocinio 70 millones de euros. Con el fiasco en Brasil hay varias cláusulas en esos contratos que podrían modificar las cuantías de los mismos, ya que aunque la FEF animó a muchos de ellos a renovar antes de iniciarse el torneo (Iberdrola comunicó que seguirá hasta la Euro 2016) varios sí buscaron incluir algunas medidas de seguridad en esos acuerdos. La agencia Euromericas Sport Marketing ha realizado un estudio que dice que la Federación podría perder hasta el 30% de sus actuales patrocinadores, que buscarán renegociaciones de los contratos actuales.

Lo cierto es que Cruzcampo, Iberdrola, Pelayo, Movistar, Gillete, Cepsa o Nissan han efectuado campañas publicitarias con los deportistas o el seleccionador. Esos productos, que llevan la cara de los futbolistas en algunos casos, a diferencia de los últimos seis años, ahora mismo tienen difícil venta tras el fiasco y su comercialización puede llegar a convertirse en un problema. Hay otras marcas, como Hyundai, que apostaron por España y montaron eventos paralelos como la Zone Fan a las puertas del Santiago Bernabéu en Madrid. Pelayo lanzó un producto exclusivo para el Mundial que convierte el seguro de automóvil en una póliza llamada 'Siente la roja' y Adidas es una de las multinacionales que más ha gastado en publicidad en el Mundial 2014. Con España apostó por un lema 'La Roja o ninguna' y además tiene un amplio stock de camisetas de la selección, que ya se agotaron en los dos torneos anteriores. Bolos por el mundo Desde que en 2008 España inició su ciclo de dominador del fútbol mundial (con dos Eurocopas y un Mundial) la Federación Española había elevado su caché a uno de los más altos del mundo, pidiendo entres dos y tres millones por jugar un amistoso en cualquier parte del mundo. «Hemos ido a mil sitios del mundo a jugar con España. Defender la camiseta es un orgullo, como si es en Vietnam», dijo Albiol en Brasil revelando sin querer lo poco que gustaban esos partidos en el seno del equipo, en especial a Vicente del Bosque. Esos duelos que se realizaban debido a que eran una fuente impresionante de ingresos para la selección (rivales como Panamá, Haití, Costa Rica, Guinea Ecuatorial apenas aportaban nada a nivel deportivo) parece que tienen los días contados. Ahora se calcula que tendrá problemas para rondar el millón por un bolo. Muchos creen que al menos la FEF respira por el asunto del pago de las primas, pero los 30 millones de euros en primas (720.000 euros por jugador) salían del dinero que iba a recibir por el premio, ya que la conquista en Sudáfrica supuso más de 31 millones (27 de FIFA), a los que añadir 10 extra de Adidas por lograr la estrella

Afecta a la economía La vida social giraba en torno los partidos de la selección, especialmente la hostelería, ya que muchos españoles se reunían para ver los encuentros. De hecho, según un estudio realizado por Kelisto.es, los españoles podrían haberse gastado 986 millones de euros si la selección hubiera vuelto a llevarse la Copa del Mundo, ya que el consumo se hubiera incrementado en 510 millones de euros si España alcanzaba los cuartos y otros 476 millones más, en caso de una segunda estrella. Es posible que el batacazo afecte a la hora de que muchos futbolistas y entrenadores puedan moverse al extranjero, ya que la Marca España se verá afectada. Durante varios años, la selección española ha sido un símbolo usado también para exportar talento, ya que España tiene actualmente jugadores repartidos por todas las ligas y muchos entrenadores y profesionales en países que desean dar un salto en el ránking FIFA. Incluso es posible que afecte en el turismo, ya que aunque no tendrá un impacto directo, sí afectará a la imagen española y menos turistas podrán relacionar el país con los éxitos internacionales de la selección.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Mundial 2014: Brasil también ha sido un batacazo económico para España