La sanción a Luis Suárez deja a Uruguay entre la «impotencia» y la «indignación»

El gobierno del país estudia una respuesta oficial contra la decisión de la FIFA

Luis Suárez, en la concentración de Uruguay tras conocer la sanción
Luis Suárez, en la concentración de Uruguay tras conocer la sanción
La Voz
Redacción

La dura sanción que la FIFA decidió para Luis Suárez (9 partidos sin jugar con su selección y 4 meses fuera de los campos con el Liverpool o cualquier otro club) ha generado una oleada de reacciones en Uruguay, desde el capitán de la selección charrúa Diego Lugano pasando por el gabinete del presidente Mujica, que estudia una reacción oficial contra el máximo organismo del fútbol mundial.

Lugano, que ya se motró muy contundente contra Chielini por entender que había mentido sobre el mordisco de Luis Suárez, aseguró que el equipo siente «indignación» e «impotencia» por la sanción. «Indignación, impotencia; creo que eso es lo que todos sentimos», dijo el defensa en un comunicado publicado en su página de Facebook.

«A todos nos gustaría un mundo más justo, pero simplemente ese mundo no existe. Los que mandan, mandan, y los fuertes, son los fuertes... no nos juzgan con la misma ley», añadió Lugano. «Abrazo a Luis, quien como siempre se levantará, y principalmente a la familia que es la que más sufre en estos casos, sigan sintiéndose orgullosos de él, lo merece. A nosotros no nos detendrá nada. Seguiremos adelante con humildad, unión, compromiso, reconocimiento de los errores y con la cabeza siempre erguida», cerró el central de Uruguay.

Mientras, desde Montevideo, el presidente uruguayo José Mujica y la ministra de Turismo y Deportes del país, Liliám Kechichián, analizarán qué posibilidades hay para que el país responda oficialmente a la FIFA por la sanción a Luis Suárez, lo despertó una gran indignación en todo el país. En declaraciones brindadas al diario El Observador, Kechichián confirmó que se reunirá con el mandatario para analizar este caso, que ha despertado una gran indignación en todo Uruguay, tanto por la «desmedida» e inusitada sanción impuesta al jugador como por el doble rasero que supuestamente la FIFA empleó en este caso.

Kechichián expresó nada más conocer la sanción a Luis Suárez «mucho dolor» por la decisión, que consideró «durísima, excesiva, desmedida» y más parecida «a una condena que a una pena». «Cuando alguien quiere sancionar algo que se hizo mal, trata de ayudar para que eso se encamine. El hecho de que esté separado del fútbol por cuatro meses, no permitirle entrar a los estadios, no dejarlo entrenar y hacerlo salir de la delegación... no creo que haya una historia así antes y hemos visto muchos mundiales», razonó la ministra.

Ayudar al «ser humano»

La ministra indicó que la preocupación del Gobierno uruguayo en este tema es ver «cómo blindar» al equipo uruguayo por este caso y ver como «ayuda al ser humano, Luis Suárez». En cuanto a la actuación de oficio de la FIFA por este caso, una de las cuestiones que más molesta en Uruguay, la ministra apuntó que ella vio «muchos mundiales y muchos episodios de contacto puro, de cuestiones difíciles en el fútbol», sin que pasara nada. «Uno sale a la calle y puede ver que no hay una sola persona que no esté impactada. La falta no incidió en el resultado del partido. Tampoco tuvo consecuencias muy importantes. Es muy duro», culminó.

El presidente Mujica se había referido con anterioridad al caso antes de conocer la sanción de la FIFA y defendió al jugador apuntando que el no vio que hubiera «mordido a nadie», al tiempo que denunció que existía «una campaña en contra de Luis Suárez».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La sanción a Luis Suárez deja a Uruguay entre la «impotencia» y la «indignación»