Neymar aprovecha la fragilidad de Camerún y Brasil pasa como primera de grupo

Dos goles de Neymar sellan la clasificación de los anfitriones para octavos


Redacción

Brasil sacó partido de la tremenda fragilidad defensiva de Camerún, cuyos errores pavimentaron el camino del claro triunfo de la canarinha para sellar su clasificación a octavos de final del Mundial 2014, y como primera de grupo. Neymar volvió a ser resolutivo con dos goles y Fred por fin se estrenó después de una semana de críticas, para una Brasil que no fue gran cosa en el primer tiempo y no consiguió disipar todas las dudas que penden sobre su juego, pero que sometió a Camerún, que se despide del torneo con un discretísimo papel y tres derrotas.

El talento de Neymar, que anotó dos veces, evitó un susto mayor ante Camerún para que Brasil amarrase el primer puesto del grupo, por lo que se medirá a Chile en octavos de final. Era el partido número 100 de Brasil en la Copa del Mundo, y le urgía la victoria. Pero el equipo de Scolari, que salió sobreexcitado como de costumbre, bajó las revoluciones demasiado pronto y Camerún se animó y comenzó a amenazar la portería de Julio César.

Sin embargo, en pleno inicio de la rebelión de los africanos, Luiz Gustavo robó la pelota por el costado izquierdo en un error gravísimo de la defensa camerunesa, centró y encontró a Neymar totalmente solo frente al portero Itandje. Toque de primera del delantero, gol y el partido que se encaminaba para Brasil con sólo 17 minutos.

La ventaja relajó a Brasil, que le volvió a ceder espacios a un equipo tosco, muy fuerte pero sin demasiadas ideas como es el de Camerún, que a pesar de sus claras limitaciones se propuso mejorar algo su imagen en su adiós al Mundial. Camerún adelantó sus líneas, llevó el balón hacia las bandas, obligó a que se abrieran Thiago Silva y David Luiz y comenzó a poner en aprietos a la defensa brasileña. Un centro raso de Nyom casi se convirtió en gol en contra con un despeje desesperado de Thiago Silva. En el córner que siguió, Matip estalló el balón contra un poste de cabeza y Camerún le perdió del todo el respeto a un Brasil que se encogió. Frente a una Brasil replegada y hasta atemorizada, Nyom se escapó de Daniel Alves por la izquierda, le ganó en velocidad y cruzó al centro para que Matip empatase el marcador.

Fue el primer gol de Camerún en el Mundial, tras dos partidos sin anotar, y ponía las cosas sombrías para Brasil. Era el momento de las referencias y la principal de Brasil volvió a aparecer cuando más lo necesitaba Scolari. Antes del fin del primer tiempo, Marcelo tocó para Neymar, que dejó parado a su marcador con una veloz carrera y anotó el segundo con un chut ante el que el portero de Camerún pudo hacer más.

Brasil estaba otra vez en ventaja, pero el espejismo sobre el campo era el mismo que los dos primeros partidos, contra Croacia y México.

Los detalles de Neymar

El mediocampo del equipo brasileño no funciona, pone en apuros constantes a su propia defensa y todo depende de los destellos de Neymar, pues nadie alimenta el juego de Fred, convertido casi en un navegante solitario del área, o la potencia de Hulk. Neymar, de hecho, barrió todo el frente del ataque brasileño. Dejó detalles de calidad para los resúmenes, se posicionó por la izquierda, por la derecha, entró como falso nueve y hasta ayudó con los marcajes en el centro, en medio del naufragio de Paulinho, que tuvo otro partido para el olvido.

Tan penoso fue el rendimiento del volante del Tottenham Hotspur, que Scolari le sustituyó en el minuto 46 por Fernandinho, pese a que no suele tocar al equipo en el descanso. La segunda etapa comenzó como la primera. Brasil al ataque, pero con más ánimo, y cuando los jugadores se acomodaban otra vez en el campo, David Luiz se disfrazó de punta izquierda y centró para Fred, que le dio el gol de la tranquilidad a la canarinha de cabeza. El libreto del primer tiempo se repitió, Camerún dominó pero sin peligro y Brasil buscó llegar a la contra, hasta que a falta de veinte minutos, Scolari sustituyó a Neymar por William.

Camerún intentó, pero su juego fue un reflejo de los problemas que arrastra desde antes del inicio de un campeonato que casi no jugó por desacuerdos con los premios de los jugadores. Sobre el final, una buena triangulación brasileña, la única sin Neymar, y Fernandinho coronó una goleada que pareció exagerada, pero que anima a los de Scolari, que deberán probarse con rivales más duros.

1.- Camerún: Itandje; Nyom, N'Koulou, Matip, Bédimo; Nguémo, Enoh, Mbia, Moukandjo (Edgar Salli, m.58); Choupo-Moting (Jean Makoun, m.80) y Aboubakar (Pierre Webo, m.71).

4.- Brasil: Julio César; Daniel Alves, Thiago Silva, David Luiz, Marcelo; Luiz Gustavo, Paulinho (Fernandinho, m.46), Oscar; Hulk (Ramires, m.62), Neymar (William, m.70) y Fred.

Goles: 1-0, m.17: Neymar. 1-1, m.26: Matip. 2-1, m.35: Neymar. 3-1, m.49: Fred. 4-1, m.84. Fernandinho.

Árbitro: El sueco Jonas Eriksson. Amonestó a Enoh (m.11), Salli (m.72) y Mbia (m.79).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Neymar aprovecha la fragilidad de Camerún y Brasil pasa como primera de grupo