Mundial 2014: Del Bosque se irá de la selección si es «un estorbo»

El seleccionador español abre, sin embargo, una puerta a su continuidad si la RFEF se lo pide

;
«Fuimos más débiles defensivamente» Rueda de prensa del seleccionador Del Bosque donde habla sobre su futuro y la actuación de España en el Mundial
La voz
Redacción

Vicente del Bosque, seleccionador español, dejó entrever la posibilidad de marcharse tras el fracaso de España en el Mundial de Brasil, al asegurar que lo hará si es «un estorbo», pero también dejó la puerta abierta a su continuidad, al admitir que seguirá si recibe el apoyo necesario de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). «Intentaré ser absolutamente correcto con la Federación, que me ha tratado siempre muy bien», aseguró Del Bosque en una comparecencia improvisada ante los medios de comunicación en Curitiba.

«Me siento un apasionado del fútbol que quiere que las cosas funcionen bien. Si soy un estorbo o incómodo para alguien de nuestro fútbol huiré. En septiembre comenzamos la clasificación para la Eurocopa, está a la vuelta de la esquina y lo único que quiero es que nuestro deporte y la Federación siga funcionando perfectamente. Tomaremos la decisión que sea más correcta», añadió Del Bosque. «Más adelante responderé, el futuro no está decidido. Soy un hombre de fútbol, no soy ningún principiante. Conozco como funciona todo y tomaremos la decisión que tengamos que tomar desde los intereses federativos desde nuestro fútbol».

El seleccionador español sabía que gran parte de su comparecencia trataría de su futuro, desde el momento en el que tras la derrota ante Chile puso su cargo a disposición de la RFEF. Intentó zanjarlo, asegurando que no tiene nada decidido y derivando las preguntas hacia el debate futbolístico. «No se que puede pasar. Lo que no quiero es ser ningún estorbo, quiero estar respaldado y a gusto, que la Federación lo esté con nosotros y que seamos eficaces. Si tenemos que seguir, seguiremos. Si no, no hay ningún problema. Siempre priorizaremos lo mejor para el fútbol», aseguró el seleccionador español.

Del Bosque pidió que aunque España no se juega nada ya en el Mundial 2014, se hable del partido ante Australia de la tercera jornada antes de su futuro. «Estamos en plena competición todavía, el tercer partido no sirve para nada en la clasificación pero no es momento para hablar de mi futuro. Tenemos tiempo por delante. Haré lo que crea que es mejor para la selección, para la Federación y para nuestro fútbol», zanjó.

«Perdimos por ser inferiores y ya»

Del Bosque tampoco se mantuvo al margen de la polémica formada tras las palabras de Xabi Alonso. «Estamos ante una situación que cuando no encontramos disculpas en el fútbol buscamos algo más y todo se circunscribe a aspectos futbolísticos. Hemos perdido por ser inferiores a los rivales y no hay más. Como en todas las familias, es imposible que no surja algún problema, alguna mala cara, que alguien juegue o no juegue, con 23 jugadores que no pueden jugar todos», declaró en rueda de prensa.

El entrenador de la selección española evitó valorar las palabras de Xabi Alonso. «Llevamos 27 días aquí concentrados, con una convivencia fantástica, de las mejores que hemos tenido. No ha habido problemas, prefiero que os lo diga él», añadió. «Creo que no ha habido ningún asunto que haya perturbado la convivencia y éste tampoco lo es», indicó. Reiteró que prefiere que «conteste él, si tiene algo que decir» y que no entra en «algo que no» ha «presenciado». En relación a ese mismo asunto, Del Bosque cargó contra la prensa. «Muchas veces por dar información se buscan eufemismos. Nosotros no hemos estado en el nivel de juego, a partir de ahí buscad lo que queráis: que si ha faltado motivación, que si teníamos la mente limpia, que si no nos hemos esforzado...», aseveró.

«Hemos ido en esa búsqueda de tener buenas relaciones en vestuario nos hemos esmerado mucho, hemos sido cariñosos cuando tocaba y contundentes cuando tocaba. No ha funcionado mal el vestuario, creo que está bien y con las mismas buenas relaciones que han existido siempre», profundizó. Del Bosque acabó zanjando el asunto en el aspecto más futbolístico. «Lo sustancial tiene que ver con el fútbol y es que hemos perdido por ser inferiores. Luego podemos buscar que si ha mirado, protestado o entrado lo que queráis pero lo importante es lo importante, que hemos sido inferiores a los dos rivales que hemos tenido», concretó.

Xavi, la bandera

Muchas preguntas de la conferencia de Del Bosque fueron en relación a Xavi Hernández, al que el entrenador defendió de las críticas recibidas. «Xavi es la bandera en el campo, es el mayor, pero siempre ha tenido un comportamiento buenísimo en el campo y sabemos como es en España: con 22 años eres joven y a partir de los 30, mayores. No han ha fallado los veteranos y se salvan los jóvenes, hemos fallado todos. No hemos estado a la altura de otros campeonatos», relató.

«El otro día fue el que más corrió. Hay una sensación, de que es somos una selección mayor, pero es la octava más mayor, hay siete delante de nosotros. Somos el octavo más mayor», profundizó Del Bosque. Además, también explicó el porqué de la ausencia del de Terrasa en el once ante Chile. «El otro día Xavi no juega, no tenemos nada contra él pero queríamos limpiar el mediocampo, abrir el campo con más velocidad, queríamos altura porque pensábamos que era un factor fundamental porque pensábamos que estaban limitados. Hicimos nuestros cálculos, pero no se quedó fuera porque jugara mal o porque fuera el culpable del partido frente a los holandeses», enumeró.

Para finalizar, Del bosqueno quiso entrar fue sobre los rumores que situan al catalán en Catar, ya que lo relacionado con su futuro lo calificó como «asuntos privados», y algo de lo que no debe «opinar». «Son cuestiones internas, domésticas que no voy a entrar para nada», concluyó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Mundial 2014: Del Bosque se irá de la selección si es «un estorbo»