El Pontevedra tira de ejemplos para creer que la remontada es posible

Los granates se aferran a casos propios y ajenos para confiar en sus posibilidades

La plantilla del Pontevedra, durante un entrenamiento de esta semana en Pasarón.
La plantilla del Pontevedra, durante un entrenamiento de esta semana en Pasarón.

Pontevedra / La Voz

La frialdad de los datos, que reflejan como una tarea prácticamente imposible la remontada del Pontevedra en el campo de un Puertollano que no conoce esta temporada la derrota como local, contrasta con la convicción que transmite la plantilla granate en sus posibilidades. El argumento más utilizado es que, del mismo modo que el equipo manchego logró hacer dos goles en Pasarón, en un partido más igualado de lo que refleja el resultado, el Pontevedra puede hacer lo mismo en la vuelta. Pero tampoco faltan aquellos que tiran de ejemplos recientes para demostrar que el resultado no es definitivo.

Entre ellos, David Feito inició esta línea nada más terminar el encuentro de ida haciendo referencia a uno de los equipos de sus amores. Sevillista confeso, el lateral granate recordó que en la Europa League de este año el equipo de Nervión fue capaz de remontar ante el Betis un 0-2 en la vuelta de cuartos de la competición continental que acabaría ganando.

Tubo, por su parte, apela a partidos de la presente temporada en los que el Pontevedra, entre la espada y la pared, consiguió sacar su mejor cara. Uno de estos ejemplos fue la victoria por 1 a 4 en As Pontes al inicio de la segunda vuelta, con la que los granates evitaron que los de Manolo García se les escapasen de forma casi definitiva en la clasificación. Otro fue el triunfo de la penúltima jornada, cuando recibieron al Somozas en Pasarón con la necesidad de ganar por más de un gol de diferencia para alcanzar el liderato y cumplieron con su cometido imponiéndose por 2 a 0. Y, aunque en este caso no serviría el resultado, el capitán granate también recuerda cómo el Pontevedra ganó en Portugalete 1 a 2 en la primera eliminatoria del play off, tras empatar a uno en casa.

Otros, en cambio, apuntan a tiempos pretéritos en situaciones casi idénticas a la actual en las que el Pontevedra fue protagonista, aunque de infausto recuerdo. Hace ocho años, los granates ganaron 0-2 en la ida de la primera eliminatoria de ascenso a Segunda en el campo del Sevilla B. Sin embargo, el filial nervionense devolvió el golpe en Pasarón y, en la tanda de penaltis, dejó en la cuneta al equipo dirigido entonces por Alberto Argibay, hoy miembro del consejo de administración.

Buen precedente en Puertollano

Precisamente con Argibay en el banquillo, el Pontevedra jugó por última vez en el campo del Puertollano hace casi ocho años, en noviembre del 2006. Los granates llegaban al Francisco Sánchez Menor, por entonces feudo del equipo minero durante la construcción del nuevo Cerrú, obligados a ganar tras tres jornadas sin hacerlo para no perder comba respecto a los puestos de play off frente a un rival directo. Y lo lograron con un abultado 1 a 5 que, de repetirse este domingo, daría el ansiado ascenso al Pontevedra.

En aquel partido, el hoy jugador del Celta Charles abrió la cuenta a los dos minutos de juego, y el partido se decantó definitivamente a favor de los granates con un penalti sobre Yuri del portero local, Rojas, que dejó al Puertollano con diez y allanó el camino hacia la goleada visitante. Un guion que el Pontevedra firmaría repetir sin dudar y que demuestra que el ascenso todavía es posible.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El Pontevedra tira de ejemplos para creer que la remontada es posible