Ajustes contrarreloj en la anfitriona

La canarinha desborda optimismo, pese a las críticas por el choque frente a Serbia


teresópolis (brasil) / dpa

Hay trabajo por delante, pero Brasil es optimista de cara a la carrera contrarreloj para corregir errores e iniciar el jueves la campaña por el objetivo que tienen entre ceja y ceja los 200 millones de hinchas del país del fútbol: el hexacampeonato mundial.

Los pupilos del seleccionador Luiz Felipe Scolari son conscientes de la presión de intentar recuperar el título perdido en casa en 1950 y darles razones para festejar a los brasileños enamorados del fútbol, aunque enojados por los millonarios gastos públicos que tuvo el país para organizar el Mundial. «Sería maravilloso darles esta alegría», asegura Thiago Silva, capitán del equipo verdeamarillo.

Pese a las esperanzas de Thiago Silva, el sufrido triunfo por 1-0 sobre Serbia en el último amistoso previo al debut dejó en claro que persisten problemas antiguos -como la dificultad de Brasil de superar sistemas defensivos cerrados- y reveló otros nuevos, como los múltiples errores del antes elogiado sector defensivo.

En busca del nivel ideal

Scolari admitió que su equipo todavía no alcanzó el nivel ideal, pero aseveró que, ya instalados desde ayer en la concentración de Teresópolis, los baches serán sanados en los entrenamientos de los próximos días.

«Vamos a estar en mejores condiciones en el debut», prometió el entrenador, al revelar que desea mejorar la marca sobre la salida del balón de los rivales y sacar más provecho de las jugadas a balón parado.

El delantero Hulk también minimizó los errores del equipo en el último amistoso: «Seguramente evitaremos estos fallos en el Mundial. Fueron errores estúpidos, pero es mejor hacerlos en los amistosos que en la Copa del Mundo».

El objetivo de los brasileños es el de revivir a partir del jueves el »fútbol solidario« que llevó el equipo a alzarse con el título de la Copa Confederaciones de 2013, en la que se impuso con autoridad por 3-0 en la final sobre el campeón mundial España.

«Nosotros tenemos a un equipo que juega un fútbol solidario, en el que cada uno busca ayudar al otro y ocupar espacios. Esto es fundamental en el fútbol moderno», expresó el delantero Fred.

La prensa brasileña está menos confiada y cuestiona principalmente la formación del medio campo. Los analistas son casi unánimes en defender la sustitución del mediocampista Oscar por Willian, y algunas voces demandan que el volante Fernandinho ingrese en el equipo titular en lugar de Paulinho.

Once decidido

Felipão rechazó tajantemente las sugerencias. «El que define el equipo soy yo», expresó, al confirmar que iniciará el partido del jueves contra Croacia con Julio César en la portería; Dani Alves, Thiago Silva, David Luiz y Marcelo en la defensa; Luiz Gustavo, Paulinho, y Óscar en el medio campo y con Hulk, Neymar y Fred en el ataque.

Pese a las dudas, los expertos brasileños adoptan en general un tono optimista frente a la selección nacional, que el martes pasado, en el primer amistoso de la recta final de preparación hacia el Mundial, goleó por 4-0 a Panamá.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Ajustes contrarreloj en la anfitriona