Mundial de Brasil 2014: Neymar y la «familia»

La estrella del Barcelona tiene la única licencia de solista en un bloque marcado por la personalidad de Scolari


La Voz

La «Familia Scolari». Así pasó a conocerse en la prensa local la lista de 23 escogidos para defender a Brasil en el Mundial casero. Una declaración de intenciones que demuestra que en el campo, la canarinha es el equipo de Neymar, pero en todo lo demás es el de Felipão.

El veterano técnico que dirigió a Brasil al campeonato del mundo en el 2002 apuesta por sus gladiadores, los que mejor responden a su palo de esfuerzo y zanahoria de trato fraternal y conjura religiosa, para afrontar un reto, el de ganar el Mundial que, al jugar en casa, raya en la obligación. Pocos mejores ejemplos de la «Familia Scolari» que Henrique. La gran sorpresa de la lista de 23 jugadores es aquel central objeto de bromas en el barcelonismo, un nombre asociado a Keirrison y a los peores fichajes de la historia culé. Henrique no será titular ni quizás juegue un minuto. Pero es un hombre de Scolari. Por eso le ganó al atlético Miranda un puesto entre los 23. Por eso también está Maxwell en lugar de Filipe Luís. Los colchoneros son las principales ausencias, junto a Coutinho, Lucas Moura y el lateral Rafinha. 16 de los 23 convocados ya estuvieron bajo las órdenes de Scolari en la triunfal Copa de Confederaciones.

A ese precedente se aferra Felipão. «Nuestro objetivo es montar un equipo con calidad y que sea capaz de hacer frente al fútbol europeo». Así resumió sus pretensiones cuando volvió al cargo en el 2013. Brasil venía de fracasar en los dos últimos Mundiales. La selección plagada de estrellas (Ronaldo, Ronaldinho, Kaká, Adriano, Cafú, Roberto Carlos) se estrelló contra Francia en Alemania. En plena transición y con el plano Dunga en el banquillo, tampoco pudo en Sudáfrica con Holanda.

Brasil cogió impulso con Mano Menezes. Un amistoso contra EE.UU. vio brillar a Neymar y Ganso junto a Pato y el país creyó que la nueva generación le devolvería a los altares. Pero Pato nunca eclosionó en la selección y Ganso se lesionó. Menezes fue despedido tras perder en la Copa América contra la Paraguay del Tata Martino.

La obsesión por el hexa

Y ahí regresó Scolari para saciar la obsesión por el hexa, la sexta corona mundial, una teima que como ocurre en el Madrid con la Copa de Europa comenzó en el justo momento de ganar la última. Neymar es el referente absoluto de una selección robusta, de físico contundente en todas las líneas, con los pilares defensivos de David Luiz y Thiago Silva, un centro del campo muy trabajador y de recorrido, y delanteros bregadores y secundarios para que la estrella del Barça (faro sin competencia ni Messi que le robe espacio) luzca, libre de movimientos y partiendo desde la derecha.

Puede dudar Scolari si usar a David Luiz como mediocentro, como en el Chelsea, para desplazar a Luiz Gustavo, descartado por Guardiola para su Bayern. También puede optar por retirar a Paulinho de su once tipo por Willian. Desde fuera, las dudas llegan por la inexperiencia del plantel. Cafú suma más partidos en Mundiales que toda la convocatoria. Pero la misma sospecha pendía en la Confederaciones y Brasil salió triunfadora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Mundial de Brasil 2014: Neymar y la «familia»