Empieza lo serio


Para Rafa Nadal no ha podido transcurrir mejor la primera parte de Roland Garros, las cuatro primeras rondas hasta alcanzar los cuartos de final. Unos enfrentamientos que el balear ha solventado con una gran autoridad, como lo demuestran sus marcadores: sin ceder ni un solo set. Solo ha perdido 23 juegos en esos cuatro partidos, unos registros apabullantes. Si bien es cierto que no ha tenido enfrente rivales de entidad, también lo es que a Rafa, últimamente, le costaba sacar los partidos adelante con jugadores de la clase media del tenis. En París no, aquí recupera sus mejores sensaciones, sus piernas se mueven más ágiles, ajusta mejor las distancias, sus golpes vuelven a tener los efectos que tanto incordian a sus oponentes, en definitiva se vuelve a sentir el Rafa Nadal de siempre en París.

Pero no todo podía ser tan sencillo para el de Manacor, acostumbrado en toda su carrera a enfrentarse con todo tipo de dificultades, entre ellas las lesiones. Los problemas de espalda que le impidieron disputar en condiciones la final de Australia han reaparecido y son una seria y preocupante amenaza que se puede agravar y producir los mismos efectos que en Melbourne.

Ahora, salvada la primera fase del torneo con un mínimo desgaste, comienza para Rafa la etapa complicada. Tres victorias le separan de seguir haciendo leyenda en el torneo parisino, pero las dificultades van a ser máximas. En cuartos le espera David Ferrer, que ya le ganó este año en tierra, y uno de los pocos jugadores que puede aguantarle fisicamente un partido a 5 sets. El alicantino está jugando bien y llega sin pasar apuros, cediendo solo un set frente a Anderson. Sabe que tiene ante sí una gran oportunidad para alcanzar su primera victoria en un torneo del Grand Slam. Será un duelo tremendo en el que la exigencia física va a ser muy alta, de ahí la importancia del estado de la espalda de Rafa. Empieza lo serio en Roland Garros. A disfrutar.

Votación
6 votos

Empieza lo serio