Vicente del Bosque quiere un vestuario sólido y unido para el Mundial de Brasil

El seleccionador español decidió enfocar su atención en el factor anímico por encima de los conceptos tácticos


Vicente Del Bosque dejó claro con su convocatoria para el Mundial de Brasil que prioriza el bienestar anímico del vestuario y apuesta a la solidez del grupo por encima de otras cuestiones.

La selección española intentará desde el 13 de junio, con su debut ante Holanda, retener el título mundial ganado hace cuatro años en Sudáfrica y encadenar su cuarto gran trofeo consecutivo, una hazaña jamás realizada por cualquier otra selección en la historia. Para lograr el objetivo, Del Bosque sabe que los conceptos tácticos están muy integrados por sus dirigidos, por lo que decidió enfocar su atención en el factor anímico.

La separación de un histórico como Álvaro Arbeloa sonó a una declaración de intenciones del técnico en pos de conseguir esa «sanidad» del vestuario que tanto anhela. El lateral del Real Madrid fue un fiel de José Mourinho durante los tres años del técnico en el club blanco. Con el portugués al mando del barco blanco y la batalla declarada contra el Barcelona y sus futbolistas, la paz de la selección española se vio amenazada por primera vez desde que se inició la era de los éxitos.

Iker Casillas y Xavi Hernández necesitaron una llamada telefónica, avalada por el mismo Del Bosque, para limar asperezas. Sin embargo, la relación del portero con Arbeloa, quebrada por el dispar vínculo de ambos con Mourinho, todavía no pudo reconciliarse. «(Con Casillas) ya está todo dicho. Somos dos profesionales que peleamos por lo mismo, el Real Madrid», aseguró Arbeloa en una reciente entrevista con la revista Jotdown. «Yo tengo muy buena relación con el vestuario y él también. Somos un equipo y esta situación se ha dado antes. Alguna vez han estado dos jugadores que eran íntimos dos años sin hablarse. El vestuario lo lleva con naturalidad», agregó el lateral derecho.

Diferente fue el caso de jugadores como Fernando Torres, que cumplió una temporada bastante pobre en el Chelsea y aún así se ganó un lugar entre los 23 mundialistas, a pesar de estar un año sin ser convocado. «Creo que el trato en el momento de la transición debe ser de una manera. No te digo que haya sido ni que no haya sido, pero hay jugadores que tienen que ser tratados de una manera», afirmó Torres en una entrevista.

«Somos historia porque hemos estado ahí como componentes del equipo. No hay que ir siempre, eso impediría crecer a la selección, pero el trato debe ser de una manera correcta», añadió el delantero.

Del Bosque recurrió a históricos consolidados en la selección como Torres o David Villa, sin importar demasiado sus actuaciones en el año, y dejó fuera a un futbolista como Fernando Llorente, quien se proclamó campeón de la Serie A con la Juventus y anotó 17 goles.

«Los jugadores son chavales, todos de su madre y su padre. Cuanto mejor se lleven, más éxito», advirtió Del Bosque.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Vicente del Bosque quiere un vestuario sólido y unido para el Mundial de Brasil