La rivalidad entre Nico Rosberg y Lewis Hamilton pone al límite a Mercedes

El Gran Premio de Mónaco evidenció una vez más la mala relación de los pilotos, hasta el punto que Mercedes ha decidido tomar cartas en el asunto

Agencias

La rivalidad entre Nico Rosberg y Lewis Hamilton cada día es más difícil de esconder y en el garaje de Mercedes la tensión no hace más que aumentar con cada Gran Premio disputado. El último, el de Mónaco, evidenció una vez más la mala relación de los pilotos. «No somos amigos, somos colegas», aseguró Hamilton tras la victoria de Rosberg en el circuito de Montecarlo.

Dentro de Mercedes cada vez se complica más mantener bajo control la ambición de sus pilotos. «Si los dos se disputasen la misma mujer, la cuestión sería igual», opinó el jefe de motores de la escudería, Toto Wolf.

Pero las cosas no eran así al principio de la temporada. A pesar de ganar en Australia en la primera carrera del Mundial, Nico Rosberg parecía haber asumido su papel de piloto secundario con la boca pequeña. Aunque cuatro victorias consecutivas seguidas del piloto inglés relegaron al alemán a la segunda posición de la clasificación general y caldearon los ánimos en el box de Mercedes. Los cuatro puntos de diferencia entre ambos son el ejemplo de la rivalidad entre Nico Rosberg y Lewis Hamilton.

Una leyenda del deporte del motor como Niki Lauda aseguró que «para tener éxito en la fórmula 1 debes ser un bastardo». Y hasta ahora, parece que es Hamilton el que está asumiendo ese rol. El piloto inglés volvió a recordar en Mónaco su origen humilde en contraposición a la vida acomodada que había llevado Rosberg, hijo del excampeón mundial Keke Rosberg.

El joven piloto alemán respondió enfurecido sobre el asfalto de Montecarlo en la sesión de clasificación. Tras finalizar su recorrido y con Hamilton aún en pista, Rosberg no frenó a tiempo en una curva, se salió de pista y provocó bandera amarilla, impidiendo al británico finalizar la última vuelta y así tener la posibilidad de arrebatarle la pole.

Pero no fue lo único que molestó a Hamilton en el fin de semana. La estrategia de Mercedes de apostar por una única estrategia para ambos pilotos hizo que el piloto británico saliese perjudicado.

Pero la escudería de las fechas de plata quiere zanjar el problema entre Rosberg y Hamilton y para ello mantendrán conversaciones con ambos antes del Gran Premio de Canadá, dentro de dos semanas. «El fin de semana fue uno de los más difíciles. Pero dejemos descansar la cosa, nos sentamos luego todos juntos y hablamos de ello», dijo Rosberg. El propio Lauda anunció una reunión con el vehemente Hamilton para calmar los ánimos. «Ambos son adultos y estoy seguro de que Hamilton se apaciguará en breve», explicó el triple campeón mundial.

Pero las intenciones pacíficas de Mercedes parecen no calar en Hamilton. Tras el Gran Premio de Mónaco no dio la impresión de que el piloto británico tuviese interés en hacer las paces con su compañero e incluso no le felicitó cuando subió a lo más alto del cajón y con ello al liderato de la clasificación.

Hamilton ya había insinuado su intención de tomar como ejemplo el duelo entre leyendas como Ayrton Senna y Alain Prost, quienes lucharon despiadadamente por el título a pesar de ser compañeros en McLaren. «Me gustaba la forma de proceder de Senna y seguiré su ejemplo», comentó. En el 2007, en su primera temporada en la fórmula 1 en McLaren, el británico se enfadó tanto con Fernando Alonso que al final ambos terminaron con las manos vacías.

Rosberg reconoce tensiones internas

El piloto alemán espera que la situación con su compañero por el título y rival en el equipo mejore tras haberse hecho evidente el distanciamiento entre ambos. «En nuestro deporte solo podemos tener éxito como equipo. Nada puede ocurrir por tu cuenta. Hago un esfuerzo por trabajar en equipo y por el ambiente del equipo. En estos momentos sucede algo difícil a nivel interno, pero ya ha pasado antes en nuestro deporte», declaró Rosberg. «Ya hemos discutido sobre el asunto y pronto estaremos mejor y habremos olvidado el tema», añadió.

Mercedes advirtió a ambos pilotos de que no deben extralimitarse en su intensa lucha por el título mundial, en una temporada en la que la escudería ha ganado todas las carreras disputadas hasta ahora. Pero la rivalidad que existe entre Hamilton y Rosberg se remonta a su época en los karts, y todo hace presagiar que la siguiente disputa sobre el asfalto, será solo una cuestión de tiempo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

La rivalidad entre Nico Rosberg y Lewis Hamilton pone al límite a Mercedes