Un «links» para el golf gallego

El proyecto del campo público de O Grove, singular por su adaptación a las dunas junto a A Lanzada, planea abrir en el 2015 como motor turístico


Redacción / La Voz

Próximos a la costa, en un entorno marcado por las dunas y sin apenas intervención sobre el terreno, los campos tipo links suponen una de las señas de identidad del golf británico. Galicia, que no cuenta con ningún recorrido de este tipo, podría estrenar el primero en el Monte Siradella de O Grove, junto a A Lanzada, si el proyecto actual de un campo público completa los pasos que ya ha empezado a dar.

LCG Desarrollo y Gestión de Golf, la empresa que lanzó el campo de Meis, promueve el de O Grove con el mismo modelo. Un campo público construido con financiación de las administraciones y viable gracias a las cuotas de un millar y medio de socios. Convertir en realidad los planos de Chan do Fento llevó cinco años, y la propuesta para el Monte Siradella se presentó en abril del 2011 y podría estrenarse en el año 2015.

El primer paso fue la búsqueda de adhesiones. O Grove Golf cuenta con más de 1.500 preinscripciones como síntoma del interés que podría despertar. Esa cifra de socios «garantiza el plan de viabilidad de construcción y mantenimiento futuros», explica Rafael Sáenz-Díez, de la empresa promotora.

Apoyan Concello y Deputación

El proyecto se encuentra ahora en la segunda fase, de coordinación con las administraciones. Los terrenos forman parte en un 80 % de la Comunidad de Montes de San Vicente, que ya firmó el contrato de cesión, y en un 20% de la Deputación de Pontevedra, que ya respaldó el proyecto. Y los promotores se ocupan ahora de «coordinar el trabajo con el Concello, la Deputación y la Xunta para que no haya problemas con los permisos». «El campo se ubicaría en parte en la Red Natura, pero es viable de acuerdo con la Ley de Costas, el Plan de Ordenación del Litoral y las directivas europeas, ya que el terreno tendrá usos deportivos», explica Rafael Sáenz-Díez. Algunos colectivos medioambientales mostraron su rechazo al proyecto.

«El ente gestor podría ser en un 100% público, o abordarse la inversión con una línea de financiación o un inversor. Pero la prioridad ahora es la tramitación», añade. El proyecto, que contó con el apoyo de los grupos políticos del Concello do Grove, la Federación Gallega de Golf y otras instituciones, va más allá del ámbito deportivo. Pretende potenciar el turismo en las Rías Baixas aprovechando las sinergias con otros campos, como los de Meis o A Toxa. «Contar con tres recorridos en un radio de media hora supone una oportunidad para crear un auténtico destino de golf capaz de atraer turistas fuera de temporada», razona Sáenz-Díez. «Y si este proyecto sale adelante, se podrían abordar otros similares en distintos puntos de la costa, como ya se hace en Portugal y desde hace muchos años en Irlanda y Escocia», añade.

Si se garantizan los permisos antes del verano, luego podría buscarse la financiación para que la obra comenzase «a final de año, con proyectos, licencias y oficina comercial». Según esos plazos, el campo podría abrir en el horizonte del 2015 tras una inversión «de entre 4 y 5 millones».

18 hoyos y casi 6.200 metros

Adaptado a la orografía de las faldas del Monte Siradella, el campo de 18 hoyos tendría cerca de 6.200 metros, pendientes del ajuste definitivo del proyecto. «El recorrido sería muy respetuoso, se adaptaría a las dunas e incluiría pasarelas de madera en algunas zonas de conexión entre el final de un hoyo y el inicio del siguiente», añade Sáenz-Díez. Se aprovecharían las instalaciones del Centro de Vacaciones de A Lanzada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Un «links» para el golf gallego