Siete bajas condicionan al Ourense para su desplazamiento a Avilés

la voz

La final de Copa Federación no ha permitido mejorar la situación de la enfermería del Ourense, que sigue en cuadro esta semana para retomar un compromiso liguero de vital importancia para seguir luchando por los puestos de play off. Todo lo contrario, pues a las bajas ya conocidas se unió la de Gustavo Souto en el partido de Guadalajara, que también ha dejado mermado por el golpe que sufrió en la cabeza a otro delantero, Óscar Martínez. Además de las lesiones que afectan a siete jugadores de la plantilla, el esfuerzo físico hace que el entrenador Luis Míguez piense en cómo dosificar las fuerzas de sus jugadores teniendo en cuenta que el próximo jueves se culminará la final copera. En la convocatoria para Avilés tendrán que entrar por lo tanto necesariamente de nuevo jugadores del equipo filial. Y aunque Daniel Portela no está recuperado del todo, también tendrá que viajar para echar una mano, ante la baja por sanción de Capi y la lesión de Yosu, a quien el entrenador todavía espera ver jugando al final de temporada si no tiene reveses en su recuperación.

El equipo regresó de la ciudad manchega a primera hora de la mañana y tras unas horas de descanso volvió a reunirse para un entrenamiento de recuperación por la tarde. Hoy volverán a O Couto para un entrenamiento específico y corto y el domingo por la mañana, a las diez, emprenderán viaje a Asturias para jugar el partido ante el Real Avilés a las 18.30 horas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Siete bajas condicionan al Ourense para su desplazamiento a Avilés