Fórmula 1: Mercedes, el rival a batir en el Gran Premio de Malasia

Nico Rosberg y Lewis Hamilton se muestran optimistas de cara a la segunda carrera del campeonato de fórmula 1


La fórmula 1 regresa este fin de semana con el Gran Premio de Malasia. Los pilotos de Mercedes, Nico Rosberg y Lewis Hamilton, se muestran optimistas de cara a la próxima carrera tras las buenas sensaciones que dejó su monoplaza sobre el asfalto de Albert Park.

En Mercedes no se esconden. Los cambios introducidos en sus coches para adaptarlos a la nueva normativa los situaban a priori como el rival a batir en el inicio de la temporada. En carrera confirmaron que los resultados obtenidos en los test de pretemporada no eran solo un espejismo. Nico Rosberg consiguió vencer en la primera cita, y aunque Hamilton tuvo que abandonar por un problema mecánico a pesar de haber logrado la pole, el dominio del piloto alemán desde que se puso en verde el semáforo hasta que vio caer la bandera a cuadros hizo que el optimismo se expandiese por el box de Mercedes.

Ahora es el turno de Sepang, un circuito que trae buenos recuerdos a Nico Rosberg, ya que fue allí donde consiguió su primer triunfo con la escudería Mercedes en el 2010. Sin embargo el líder del campeonato quiere ser cauto y no escondió que todavía no están «al cien por cien en términos de fiabilidad».

El descanso desde el Gran Premio de Australia ha servido a las escuderías para detectar los errores e intentar mejorar los monoplazas. Con el trabajo hecho en Mercedes, Nico Rosberg espera que puedan «traer dos coches para conseguir un buen resultado y continuar con nuestro fuerte inicio de año».

Una de las claves del circuito de Sepang es la meteorología, siempre impredecible y con cambios bruscos de temperatura y humedad. «Normalmente, la meteorología es el mayor reto, pero esta temporada es diferente, con la fiabilidad en el centro de atención de todo el mundo. Por supuesto, habrá calor, humedad y probablemente agua en algún momento también, así que debería ser un fin de semana excitante», predijo el piloto alemán.

Hamilton, a resarcirse del abandono

Para el piloto inglés de Mercedes, el Gran Premio de Malasia también es especial. Allí, además de debutar en el 2007 con un segundo puesto ha conseguido subir al podio en las últimas temporadas. «Todavía tengo que ganar. Sería increíble estar en el escalón más alto en una de nuestras carreras de casa y tengo muchas ganas de recuperarme después de un duro fin de semana en Australia», explicó.

Los problemas mecánicos que experimentó su monoplaza en la primera prueba del campeonato fueron un duro revés para el piloto inglés, que partía desde la pole. Pero Hamilton confía en su equipo y en las mejoras que han introducido en su coche. «Aunque el resultado de Australia no fue el esperado, cada revés es una oportunidad para aprender más sobre el nuevo coche. Sé que la gente del equipo en Brackley y Brixworth está trabajando más duro que nunca y yo voy a hacer lo mismo», apuntó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Fórmula 1: Mercedes, el rival a batir en el Gran Premio de Malasia