Una temporada de ensueño

Jose Manuel Jamardo Castro
j. m. jamardo RIBEIRA / LA VOZ

DEPORTES

MARCOS CREO

20 mar 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

Se acaba de bajar el telón en la Superliga 2. Y la verdad es que muchos apagan las luces de esta competición con tristeza. Y no es para menos. El Club Náutico Boiro cerró una temporada de ensueño en su primera incursión en la división de plata del panorama español

El principal objetivo del conjunto barbanzano era que sus jugadores y aficionados disfrutaran y saborearan una competición de mucho nivel. Y lo han conseguido. El club salvó la categoría con holgura y aunque acabó penúltimo, su continuidad entre los mejores nunca corrió peligro. Consiguió diecisiete puntos. Había una plaza de descenso y esta fue para el San Sadurniño, que solo logró un punto en toda la temporada.

Pero la competición no fue un camino de rosas. El primer compromiso obligó a poner los pies en la tierra al colectivo del Náutico. Un inapelable 3-0 en Palencia generó muchas dudas. «Si esto é o que nos espera, en menudo lío nos metemos», decía un portavoz del club.