Alberto Contador se impone en la Tirreno-Adriático

Agencias

DEPORTES

STRINGER

El ciclista español vuelve a ganar una prueba por etapas desde su regreso en el 2012 tras su sanción por dopaje

18 mar 2014 . Actualizado a las 21:10 h.

Alberto Contador, el español más joven en ganar el Tour de Francia (con 24 años en 2007), recuperó su pegada en las carreras por etapas al ganar la Tirreno-Adriático, poniendo fin a una sequía que duraba desde la Vuelta a España 2012.

La contrarreloj final (9,1 km) sólo sirvió para descubrir al prometedor Malori entre grandes rodadores y para que Quintana le robara unos pocos segundos a un Contador que óolo necesitaba cunplir el expediente en una crono discreta, acomodado en la ventaja lograda a golpe de ataque en las dos jornadas de montaña previas. «Es realmente importante y me hace una especial ilusión, porque nunca en mi carrera he conseguido la victoria en la Tirreno-Adriático y es algo que me llena de orgullo También es especial por la forma en que se ha ganado», concedió el ciclista del Tinkoff-Saxo.

El ciclista madrileño, que cumplió dos años de suspensión tras su positivo por clembuterol en el Tour 2010, de cuyo triunfo fue desposeído, protagonizó un regreso espectacular en el 2012, con victorias en la Vuelta y en la clásica Milán-Turín, pero cerró en blanco la temporada siguiente. El 5 de septiembre del 2012, por tierras cántabras camino de Fuente Dé, lanzó un ataque largo, a 50 km de la meta, y desbancó a Joaquim Rodríguez. Aquél día derramó lágrimas de emoción y de rabia, dando por clausurado un capítulo negro en su carrera deportiva. Cuatro días después se coronó vencedor de la Vuelta en Madrid, por delante de Alejandro Valverde y de Purito Rodríguez.