«Ha sido un premio, pero hay que seguir; solo es un paso más»


Pese a que forma parte del Prat, Alberto Abalde realizó la pretemporada con el primer equipo de la Penya, con el que entrenó la semana pasada. «Estoy muy contento. Ha sido un premio, pero ahora hay que seguir, solo es un paso más», respondía ayer desde Gerona, donde asistía en compañía de su padre al partido que disputaba su hermana, Tamara, internacional con España y que la semana pasada conquistó la Copa de la Reina con el Perfumerías Avenida de Salamanca. Sus padres asistieron ayer al estreno, «mi hermana no podía porque jugaba por la tarde. Así que la he venido a ver yo».

Estudiante de segundo de Bachillerato y admirador de Rudy Fernández - «un referente al que me gustaría acercarme»-, reconoce que le costó adaptarse a una nueva cultura y a un cambio exigente. «Pero ahora estoy encantado. Yo creo que fue muy acertada la decisión de incorporarme a la Penya, una de las mejores canteras de Europa», asegura el joven escolta, que confirma en su primer año sénior una progresión lastrada por el hecho de haber nacido en diciembre -«en categorías de base notaba más la diferencia física con jugadores que podían sacarme casi un año»-, ya que de haber nacido 17 después aún sería júnior.

Alberto tiene palabras de elogio el que fuera su entrenador la campaña anterior, Paco Redondo, precisamente el técnico que lleva a Jonathan Barreiro ahora en el Real Madrid. «Es muy buen entrenador, cercano. Nos enseñaba a cuidar los egos. Le tengo mucho que agradecer».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

«Ha sido un premio, pero hay que seguir; solo es un paso más»