La falta de gol pone en jaque a un Celta B que solo ganó un partido en el 2014

VIGO / la voz

DEPORTES

El entrenador está convencido de que el equipo tiene potencial para mantenerse

25 feb 2014 . Actualizado a las 12:45 h.

David de Dios, el entrenador del Celta B, asume que a su equipo le espera una final en cada uno de los diez partidos que restan, pero está convencido de que tienen potencial para quedarse en Segunda B. El problema está en la falta de gol.

«Parece que está todo negro y ganas un partido ante un rival directo y sales, pero sí es cierto que lo empiezas a ver todo negro, son diez finales, cada punto va a ser importante, y el equipo que mejor haga la recta final va a ser el que se salve», comenta David de Dios a la hora de situar la recta final de la competición.

Pese a la dinámica de resultados, sin ganar desde el primer partido del mes de enero, en entrenador asegura que ve bien a los suyos: «Estamos bien, pero los resultados no llegan, la falta de gol es el problema».