La grupeta del campeón mundial

Paulo Alonso / a. bruquetas REDACCIÓN / LA VOZ

DEPORTES

Gómez Noya lidera un sexteto de élite con Schoeman, Gomar, Godoy, Stojanovic y Dapena para entrenar juntos todo el año en varios continentes

04 ene 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

Cumplidos los 30 años y con tres títulos mundiales en la vitrina, Javier Gómez Noya da un impulso nuevo a su carrera. Consciente de que el secreto de su éxito está en el día a día, rearma su equipo de trabajo para el 2014. Liderará un grupo de entrenamiento de élite, unido casi todo el año: «El objetivo es llevar una planificación similar adaptada un poco a las características de cada uno y tratar de ayudarnos para mejorar». La idea llevaba meses rondando su cabeza y se plasmó en la concentración de diciembre en Fuerteventura, donde a partir de hoy reinicia el año la grupeta al completo, aunque abierto a incorporaciones. A su lado competirán el sudafricano Henri Schoeman (decimocuarto en el último Mundial con solo 21 años), el serbio Ognjen Stojanovic (bronce en el Mundial de acuatlón del 2012), el pontevedrés Pablo Dapena (segundo en la Copa Panamericana de Bahía Inglesa, Chile), el valenciano afincado en Galicia Jesús Gomar (vigente campeón de España absoluto) y el catalán Cesc Godoy (doble campeón de España sub-23 y con diez años de experiencia internacional).

El entrenador de Gómez Noya, Carlos Prieto, coordinará los entrenamientos de todo el grupo. A la concentración de Playitas hasta final de mes le seguirá otra en Wanaka (Nueva Zelanda), del 18 de febrero al 7 de abril. Allí se establecerán para disputar algunas Copas del Mundo como rodaje y, si todo va bien, debutar juntos en las Series Mundiales de Auckland. El siguiente punto de encuentro será Ciudad del Cabo (Sudáfrica), adonde acudirá parte del grupo. En verano compartirán entrenamientos en Europa, con Pontevedra como centro de trabajo desde el que cada uno adaptará su calendario.

«El grupo se creó a iniciativa mía, pero no solo en mi beneficio, aunque sin duda me ayudará. También me motiva que mis compañeros se sientan a gusto y les ayude a mejorar», explica el triple campeón mundial, que en otras ocasiones ya afrontó concentraciones conjuntas, pero que ahora fija un equipo amplio y estable para compartir sesiones durante toda la temporada. ¿Habrá estrategia común en alguna competición, como hace el clan de los hermanos Alistair y Jonathan Brownlee? «Todavía no lo hemos hablado, y el primer objetivo es el beneficio mutuo en entrenamientos. Luego en carreras es posible que en algunos momentos puntuales nos podamos ayudar y también sea beneficioso. Pero cada uno competirá para hacerlo lo mejor posible de forma individual», matiza el ferrolano.