El piragüismo arousano comienza a remontar Río arriba

El repórker de ases de la comarca encara un año crucial para poder aspirar a los Juegos del 2016. El Mundial de Moscú, en agosto, aparece en el punto de mira como palanca olímpica


Vilagarcía / La Voz

El repóker de ases de la comarca encara un año crucial para aspirar a los juegos 2016

El 5 de agosto del 2016 está a la vuelta de la esquina. Quizás no para el aficionado, pero sí para los miles de deportistas de todo el mundo que a día de hoy trabajan para ser uno de los escogidos en el desfile de la ceremonia inaugural o de clausura -raro es el que repite- de los Juegos Olímpicos de Río. Que los arousanos puedan ver a un paisano en los fastos de Brasil pasa en buena medida por lo que sean capaces de hacer los siguientes cinco piragüistas de la comarca en las grandes citas internacionales del 2015, año clasificatorio, pero también en la temporada 2014. Un ejercicio este crucial por muchos motivos. Pero quizás por encima de todos ellos por el expuesto por el grovense Álvaro Bravo: «Este ano hai que estar aí, para gañar as bolsas económicas que se cobrarán no 2015, porque sen elas o ano que vén será complicado poder dispoñer das condicións que che permitan estar na loita por ir a Río». Este es el repóker de ases arousanos que inician el 2014 con tres meses de rodaje ya a cuestas, y la mira perfectamente enfocada en el Mundial de Pista de agosto en Moscú.

C-2 1.000

Tono Campos y Diego Romero reclaman la herencia de Bea y Mascato. La capacidad para tumbar en el selectivo mundialista al sexto mejor barco del Europeo 2013 tras solo dos semanas de acoplamiento es el origen del sueño compartido por el meco y el vilagarciano. Campos regresa seis años después al Breogán con un completo grupo de trabajo a su servicio: José Luis Otero Padín en la dirección técnica, y Quito Parada diseñando la preparación física junto al mismísmo David Mascato en su doble faceta de fisioterapeuta. Quintos en la final B del pasado Mundial, «para nós este é un ano clave», apunta Tono. «O noso obxectivo é entrar na final A do Mundial e garantirnos unha bolsa ADO no 2015» convirtiéndose en el primer C-2 1.000 español en hacerlo desde el 2006 (Bea y Mascato). El primer escollo, como para el resto de sus vecinos, será ganarse la internacionalidad en los pertinentes selectivos, todavía pendientes de fijar por la Real Federación Española de Piragüismo. Campos, subcampeón de Europa de C-1 5.000 en el 2012, cree que a la tercera -pareja- llegará la vencida, apoyado en un Romero que aparca el C-1 1.000 pese a su gran 2013, bronce Sub 23 y séptimo Absoluto a nivel continental, y quinto del Mundial Sub 23. En su aventura cuenta con el respaldo de la Federación Gallega de Piragüismo, que desde ayer proporciona a la pareja del Breogán piso y manutención en Pontevedra, donde se entrenará en las instalaciones del Centro Galego de Tecnificación Deportiva.

C-1 200

André Oliveira: «Non me rindo». Cuarto en los Juegos de Londres 2012, bronce en el Mundial del 2013, el balear Sete Benavides podría resultar de partida imbatible en el C-1 200. Pero no para el cesureño del Náutico Firrete, André Oliveira. Afincado en A Coruña por estudios, sin ayuda económica federativa alguna, «en xullo sentámonos o meu adestrador dos tres últimos anos, Óscar Calvo, e máis eu, para elixir as materias da carreira nas que me matricular para axeitar os estudos aos adestramentos». Oliveira está convencido de su capacidad para superar, tres temporadas después, al portento Benavides. Su primer reto, la Copa 200 de mayo, que cree será selectiva para el Europeo.

K-4 1.000

Álvaro Bravo, el corredor de fondo. Una rotura de fibras en la zona lumbar que lo dejó 3 meses k.o., y de cuyas secuelas aún se sigue tratando, hizo del 2013 el peor año en la carrera del breoganista. El subcampeón de Europa Sub 23 en el K-4 1.000 en el 2012 aspira a competir en el mismo barco en Río. Con tal fin ha puesto punto y final a 6 años en la Residencia Blume de Madrid para unirse en Tui al grupo de tecnificación de la Federación Gallega, que le paga su estancia y manutención. Bravo participó en diciembre en la primera concentración de K-4 1.000 de la RFEP. La Copa de España de 1.000, a principios de primavera, decidirá los siete mundialistas.

K-1/K-2 200

Paulino Otero, con Perucho y Craviotto como referentes. El cambadés del N. O Muíño recuerda la machada de los campeones en Pekín 2008 solo 3 meses después de formar su fructífera asociación para defender que «me adestro para ir a Río» pese a iniciar todavía su último año Sub 23, en su club y sin más ayuda. Sexto en el K-2 200 del último Europeo Sub 23, luce cinco medallas internacionales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El piragüismo arousano comienza a remontar Río arriba