Nécega se queja del arbitraje frente al Maristas

El ED Lourenzá perdió por 81-74 en el partido adelantado a la décima jornada

LA VOZ

El dúo arbitral fue enemigo del ED Lourenzá-Ensino en el partido que jugó el sábado en la cancha del Sondeos del Norte-Maristas, valedero para la séptima jornada y que fuera aplazado el pasado 24 de noviembre. La escuadra laurentina, que un día antes se había impuesto por 62-59 al Calasancias en el encuentro adelantado a la décima jornada, cayó por 81-74 ante el cuadro herculino después de sufrir un arbitraje que Juan Nécega definió como «moi casero».

Entre las innumerables decisiones arbitrales en contra de los intereses mariñanos, el técnico laurentino repara en la descalificación de Sara Cuíña por dos faltas antideportivos cuando arrancaba el tercer cuarto. «Rigurosísima», a juicio de Nécega. «Cada vez que nos achegabamos no marcador sufríamos unha serie de decisións que nos impedían tomar vantaxe», lamentó el técnico de un Lourenzá-Ensino que en la próxima jornada visitará al Tierra Burgos, el peor equipo de Primera Nacional.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Nécega se queja del arbitraje frente al Maristas