Casi 6.000 días después, Valerón volvió a marcar de amarillo

El canario firmó un doblete en el partido que enfrentó a su equipo contra el Mirandés

Doblete de Valerón al Mirandés La UD Las Palmas se impuso por 3-1

El futbolista grancanario Juan Carlos Valerón volvió a marcar con la Unión Deportiva Las Palmas, frente al Mirandés (3-1), ante el que firmó los dos primeros goles, y lo hizo 5.998 días después de su último tanto con la camiseta amarilla, logrado el 15 de junio de 1997.

El futbolista de Arguineguín, de 38 años, anotó el primero ante el conjunto rojillo con un remate de cabeza en posición de delantero centro, en el minuto 6, e hizo el segundo en el 58 al cruzar a la red un pase raso de Nauzet Alemán, también dentro del área.

Antes de iniciar su larga carrera en la elite, Valerón jugó por última vez con Las Palmas en un partido de Segunda División disputado ante el Toledo que ganaron los isleños por 0-3, en la última jornada liguera, anotando uno de los goles. Han pasado más de 16 años.

Además, fue su último partido con los canarios antes de ser traspasado al Mallorca, donde solo estuvo una temporada, para recalar después en el Atlético de Madrid durante dos campañas.

Sus mejores años de fútbol, como él mismo ha reconocido, los ofreció durante los trece campeonatos que estuvo en el Deportivo de La Coruña.

Tras su salida este verano del club gallego, decidió regresar a la Unión Deportiva, donde fue recibido por miles de personas el día de su presentación, el 16 de julio pasado.

Justo ayer, cuando se cumplían cuatro meses de volver a enfundarse la camiseta de Las Palmas, El Flaco se estrenó como goleador por partida doble, e inició la jugada del tercero. Al ser sustituido fue despedido con una gran ovación.

Con su habitual sencillez, el jugador no recordaba haber anotado antes dos goles en un encuentro: «No lo sé, estoy más acostumbrado a dar los pases que a marcar», dijo al final del partido.

Pero Valerón sí había firmado un doblete con Las Palmas, en Segunda División B. Fue ante el San Sebastián de los Reyes (6-0), y también en un mes de noviembre, aunque de 1995, en el viejo Estadio Insular.

«Trabajo para dar los pases, pero esta vez me ha tocado a mí recibir las asistencias de Tana y Nauzet Alemán», apuntó el de Arguineguín, quien dedicó el primero de los goles a su compañero Alejandro Rodríguez Pipo, operado esta semana de una importante lesión de rodilla tras lesionarse con el filial.

Respecto a las opciones de ascenso de la Unión Deportiva, se muestra comedido: «Esto es muy largo y, por mi experiencia, hay que ser cautos», pero no esconde que las sensaciones que está ofreciendo el equipo canario «son buenas», fundamentalmente porque «cree en lo que hace» y, sobre todo, porque «aún hay margen de mejora».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Casi 6.000 días después, Valerón volvió a marcar de amarillo