La táctica como diferencia


Londres vivió un triunfo diferente de Nadal sobre Federer, el primero en pista cubierta. Como siempre, gana el tenis, pues se enfrentaron el juego fantástico del suizo y la tenacidad del español. Dos caballeros que siempre ofrecen un espectáculo que nos gustaría que no terminase nunca.

Fue un triunfo claro de Nadal ante un Federer que si bien no sufre un bajón en la parte técnica y física -el partido duró apenas 1:19-, arrastra carencias a nivel táctico. Le falta un patrón estable para enfrentarse al mallorquín, debido a que al inicio de su carrera no necesitó de esa excelencia a nivel estratégico, tal era su superioridad. Puede comenzar con servicios y restos a tope, subidas a la red y golpes encaminados a acortar los puntos sin repetir bolas a la derecha del rival, pero al cabo de un par de juegos ya se olvidó del esquema. Le faltan ideas, por ejemplo, cuando el español le envía bolas altas a su revés y, en lugar de buscar el cortado, repite un liftado que entraña una mayor dificultad. Nadal en cambio no se sale del guion, con disciplina, y repite golpes al flanco débil del suizo.

A los 32 años, y tras tantos éxitos, a Federer, como es lógico, le cuesta mantener un nivel de concentración óptimo. Tiene una familia, los viajes cada vez le pesarán más y le resulta complicado mantener la tensión. Pero es fantástico que siga en la brecha porque brilla como uno de los jugadores que ofrece un espectáculo diferente al resto.

Nadal, además, no dudó en los momentos cumbre, mientras que Federer erró derechas y bolas fáciles que no debería fallar.

La semifinal ofreció un inicio brillante de ambos. El mejor Rafa del torneo plantó cara a un Federer que salió al ataque y buscó la red. Pero el suizo desaprovechó su opción de break en el inicio y, a partir de ese momento, surgió la versión habitual de los duelos entre ambos. Rafa le supo hacer daño siguiendo con disciplina su patrón de juego sobre el revés -con leves variaciones para moverlo o definir el punto- y jugó mejor los puntos clave.

Votación
3 votos

La táctica como diferencia