El salto de Alicia Fernández

La central de 21 años del Porriño, máxima goleadora de la liga de balonmano


Ferrol / La Voz

Alicia Fernández vive su gran salto en el balonmano español. La central del Balonmano Porriño se despoja de su cartel de promesa para convertirse en una de las figuras de la liga de División de Honor. Después de seis jornadas, ya es, de largo, la máxima goleadora de la categoría, con 56 goles. Le metió once al Aula de Valladolid, diez al Castelldefels... Registros que nunca había conseguido. «Ahora la veremos contra algunos de los rivales más fuertes. Será una prueba importante para ella», explica su entrenador, Abel Estévez.

Alicia Fernández empezó a jugar con 9 años en el Narón, y con 15 ya recibió ofertas de algunas de las mejores canteras de España. Eligió Sagunto, jugó la Champions, fue quinta en el Mundial juvenil de la República Dominicana en el 2010... Hasta que, hace algo más de un año, regresó a Galicia para jugar en el Porriño. «Creo que mi inicio es solo una buena racha, gracias a que el equipo hizo una buena pretemporada y arrancó bien la liga. Pero no creo que aguante así», comenta rebajando las expectativas que genera su estado de forma.

«Asume la responsabilidad»

«Lleva una evolución muy buena. En sus números influye que ahora es la primera encargada de lanzar desde los siete metros, algo que le permite meter más goles. Pero, en cambio, en el juego lleva el rol de organizadora, de directora de juego, algo que no le impide estar más incisiva a la hora de lanzar a portería. Asume la responsabilidad incluso en situaciones de pasivo», añade su entrenador en el Porriño, quinto tras un brillante inicio pese a partir con el objetivo de la permanencia.

En la agenda de la selección

Alicia Fernández ya participó en una concentración de la selección B, lo que la convierte en futurible del grupo de las Guerreras, bronce en Londres 2012. «Este año asumió el rol de jugadora importante en su equipo, para tenerla en cuenta de cara al futuro. Ya estuvo en el partido de las estrellas porque la consideramos interesante por su evolución. Ahora tiene muy claras las situaciones de penetración y gol. Sabe jugar y ve puerta, esas son sus características más importantes», explica el seleccionador, Roberto Dueñas, que apunta su margen de mejora «en el aspecto defensivo, algo clave para ser más completa».

«Yo aún no veo cerca esa llamada de la selección. Todavía tengo que trabajar mucho», explica la jugadora de Valdoviño, que manda en una liga en la que apenas hay internacionales, debido al éxodo de las mejores para jugar en las competiciones más potentes y mejor pagadas de Europa. También ella recibió ofertas, la última en verano, de Francia, pero debía pasar una prueba y declinó la propuesta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El salto de Alicia Fernández