Alexis Sánchez ya es un «jugadorazo» en el Barcelona

El jugador chileno comienza a recibir el máximo reconocimiento después de sus últimas actuaciones


Siete meses después de que Alexis Sánchez pronunciara su frase más famosa desde que fichó por el Barcelona -«soy un jugadorazo»-, el chileno comienza al fin a recibir el máximo reconocimiento a su talento después de iniciar la nueva temporada a su mejor nivel.

Aquella frase, pronunciada en una concentración con la selección chilena, se hizo muy impopular en Barcelona y a menudo fue utilizada con ironía por sus hinchas para exponer su disgusto por el rendimiento del futbolista. Pero ahora ese término de «jugadorazo» comienza a recuperar su acepción original.

Alexis Sánchez, de 24 años, cumplió el martes sus primeros 100 partidos con el Barcelona y lo hizo marcando un gol en el triunfo 3-0 de su equipo en el campo del Celta. Lo hizo tres días después de su sensacional tanto ante el Real Madrid en el clásico, su gol más admirado desde que está en en el club azulgrana.

«Convencido de sus aptitudes, de su juego y con un ego por las nubes, Alexis Sánchez, 'el jugadorazo', siempre ha trabajado duro hasta ver recompensado su esfuerzo con el aplauso de una afición que ha tardado en confiar en él», reconoció hoy el diario Sport. El diario barcelonés alude ahora al chileno como «un acierto en los fichajes de Guardiola», el técnico que le llevó al club catalán hace poco más de dos años después de convencer a sus directivos de la utilidad del delantero.

El futbolista costó 43 millones de euros (59 millones de dólares), una cifra poderosa que le pesó mucho desde su llegada. Ahora, en el comienzo de su tercera temporada, Sánchez está ofreciendo un rendimiento magnífico y recuerda a aquel jugador que maravilló a Guardiola cuando el delantero jugaba en el Udinese.

Si en su primera temporada concluyó con 12 goles en la Liga española, todavía peor fue su estadística en la pasada campaña, que cerró con unos pobres ocho tantos en el torneo.

El del año pasado era un Sánchez visiblemente angustiado, capaz de errar remates insólitos. Tanto es así que se rumoreó con insistencia su venta al final de la temporada.

Pero el futbolista siempre renunció a ello, y mucho más después de hablar con su nuevo técnico, el argentino Gerardo Martino, quien no sólo se opuso a su salida, sino que le aseguró que sería un futbolista fundamental.

Martino quería al Sánchez potenciado por Marcelo Bielsa en sus años al frente de la selección chilena, ese Alexis que presionaba y se movía sin pausa ni complejos en el frente de ataque. Sánchez comenzó la temporada con la autoestima reforzada y, lo que es más importante, sin ansiedad.

Los datos son incontestables: lleva seis goles en la Liga española, sólo dos tantos menos que Lionel Messi, el máximo anotador del equipo. Esta vez parece que el chileno llegó para quedarse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Alexis Sánchez ya es un «jugadorazo» en el Barcelona