Los retos de los españoles en la NBA

Los Gasol, Calderón, Claver, Ibaka y Ricky Rubio afrontan distintos desafíos esta temporada


Los seis españoles de la NBA afrontan la nueva temporada que comienza esta semana con diferentes objetivos: del regreso al estrellato que desea Pau Gasol a la búsqueda de minutos de Víctor Claver pasando por la consagración de Marc Gasol, Serge Ibaka y José Manuel Calderón como ases de sus equipos y la confirmación de Ricky Rubio. Así se presenta la nueva temporada para los seis españoles.

PAU GASOL

Vuelve a ser la referencia interior de Los Angeles Lakers para anotar y generar juego desde cerca del aro como lo fue en 2009 y 2010, cuando fue clave como socio de Kobe Bryant para ganar los anillos de campeón.

«No creo que esté nunca más al 100 por ciento, pero creo que estaré mucho mejor que el año pasado y eso será una gran mejora», dijo Gasol, que la pasada campaña se perdió 33 partidos por diversos problemas físicos y sumó las peores estadísticas desde que viste de amarillo y púrpura. En mayo se sometió a un procedimiento quirúrgico para aliviar la tendinitis crónica que sufre en ambas rodillas.

«Quiero ser un jugador dominante de nuevo, ser una referencia para mi equipo, volver a ser uno de los jugadores 'top' de la liga», dijo Gasol, que tiene 33 años y cuyo contrato expira a final de temporada, por lo que su futuro dependerá también de su rendimiento en un equipo que no parte entre los candidatos.

MARC GASOL

Tras alcanzar la final de la Conferencia Oeste la pasada temporada, los Memphis Grizzlies quieren seguir progresando. «Para dar otro paso, hay que ser un poco mejor», dijo Gasol, que junto a Zach Randolph forma quizás la mejor dupla interior de la NBA, una de las bases del éxito del equipo.

Otra es la defensa, la mejor de la liga pasada al permitir sólo una media de 89,3 puntos. Y la tercera es la aportación anotadora de Mike Conley, que contará con la ayuda desde la línea de tres puntos del nuevo fichaje, Mike Miller, procedente del campeón, Miami Heat.

La duda es el nuevo técnico, Dave Joerger, que suplió al exitoso Lionel Hollins. «Cada paso ahora requiere mucho trabajo de todos», afirmó Gasol, de 28 años, elegido mejor jugador defensivo del año y que en su mejor temporada promedió 14,1 puntos y 7,8 rebotes.

SERGE IBAKA

Oklahoma City Thunder espera y necesita que Ibaka sea el tercer anotador del equipo después de Kevin Durant y del aún lesionado Russell Westbrook para poder aspirar a una meta que no esconde: ser campeón. La pasada campaña, Ibaka, de 24 años, promedió 7,7 rebotes y 13,2 puntos, insuficientes para tapar la marcha de James Harden a Houston.

«Confiamos en que podemos ganar el anillo», dijo Durant, el líder de un conjunto que tras perder la final de 2012 se vino abajo la campaña pasada en los playoffs tras la lesión de Westbrook, cuando más echó de menos a Harden.

RICKY RUBIO

Superada plenamente la grave lesión de rodilla que sufrió en el 2012, cuando explotaba como rookie de Minnesota Timberwolves, el espectacular base afronta a sus 23 años la campaña de la confirmación en un equipo medio que busca un puesto en los playoffs y que podría crecer con la recuperación de su gran estrella, Kevin Love, y la llegada de Kevin Martin.

La asignatura pendiente de Rubio sigue siendo el acierto en el lanzamiento (apenas un 35,9 % y 31,7 desde la línea de tres). «Anotar más es el siguiente paso que debe dar en su evolución», dijo el nuevo presidente de operaciones de los Wolves, Flip Saunders. «Para pasar al siguiente nivel es en eso en lo que tiene que mejorar», lo animó. Esos flojos números Rubio los compensa con su liderazgo, pase, visión de juego y su capacidad para entender el baloncesto como un juego, como un divertimento.

JOSÉ MANUEL CALDERÓN

Dallas Mavericks fracasó en su intento de seducir a Dwight Howard, que prefirió Houston, pero sí pudo convencer a Calderón. El extremeño está llamado a ser el base de un equipo que incorporó a otros ocho nuevos jugadores y en el que la máxima figura volverá a ser el alemán Dirk Nowitzki.

«Me gusta lo que hemos hecho», dio el visto bueno Nowitzki, al que deberá ayudar a anotar Monta Ellis. «Creo que Calderón debería ser de ayuda en los momentos importantes con su capacidad de generar juego y sus tiros», agregó el alemán. El español de 32 años pasó la pasada temporada entre Toronto y Detroit y promedió casi 30 minutos de juego, 7,1 asistencias y 11,3 puntos con un 46,1 % en lanzamientos de tres.

VÍCTOR CLAVER

A diferencia de sus compatriotas, Claver, de 25 años, busca en su segunda temporada en Portland más minutos tras haber brillado en el reciente Europeo de Eslovenia con su selección. La campaña pasada promedió 16,6 minutos y 3,8 puntos. Lo tendrá difícil porque los Trailblazers han buscado profundidad de banquillo y un salto de calidad, y se atreven a pensar en competir por un puesto en los playoffs pese a la dura competencia en la Conferencia Oeste. «Creo que tenemos el talento suficiente», dijo el manager general, Neil Olshey. Y lo tienen con un jugador interior como LaMarcus Aldridge, dos veces All-Star, y el base Damian Lillard, el mejor novato de la pasada campaña.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los retos de los españoles en la NBA