Carrol y el Chacho lideran otra exhibición del Madrid

El norteamericano anotó 20 puntos en el segundo cuarto ante el Baskonia


madrid / colpisa

Frente al Baskonia -el otro club que marcó la vida deportiva como jugador de Pablo Laso- y en el segundo partido de la fase regular ante su afición, el técnico del Madrid quiso mostrar una versión mejorada de su equipo, superior incluso a la de la campaña anterior, una evolución hacia la excelencia.

Sigue el Madrid jugando a velocidad de vértigo, defiende con una intensidad, contundencia y solidaridad dignas de mención, pero además ha sumado elementos importantes a una plantilla que juega de memoria y ha recuperado el acierto en el tiro de larga distancia que pareció abandonarle al final de la temporada pasada .

Todos estos componentes funcionando a la vez, de forma óptima, en un grupo con tanto talento y tan repartido no pueden dar otro resultado que el éxito. Ayer, el adversario tenía el prestigio suficiente como para poner en cuestión el poderío merengue, pero este Laboral Kutxa no es el de antaño. Tiene a San Emeterio y Nocioni sobre la cancha y a Sergio Scariolo en el banquillo para transmitir el carácter y el gen ganador de la entidad pero, de momento, no es suficiente para dar el nivel adecuado ante el mejor conjunto de la ACB .

Tras la victoria en la Supercopa ante un Barcelona aún por conjuntar (con exhibición previa ante el Bilbao Basket) y el aplastante triunfo ante un Valladolid construido sobre pilares de barro, el Real Madrid celebró un año como líder apabullando a un contrincante que cumple ya dos campañas sin derrotar a los blancos. Y eso que los visitantes no hicieron un mal partido. Pero la casta de Nocioni y la capacidad de Tibor Pleiss solo les dio para aguantar el primer cuarto y no dejarse llevar ante la avalancha madrileña pese a ir perdiendo durante muchos minutos por una diferencia que animaría a desconectar a cualquiera.

Tan convencido está Laso de sus hombres que fue capaz de comenzar el duelo con Dani Díez en el cinco titular. Con él en el campo, el Madrid salió desatado con un 13-2 de parcial y con Bourousis castigando bajo el aro. El alemán Pleiss, un poste larguísimo, aún por hacer físicamente y con unas posibilidades que asustan, sacó del atolladero a su equipo: 15 puntos en ese periodo para aguantar los golpes blancos (26-25).

Pero el entrenador local decidió liberar a Carroll y el norteamericano salió desatado del banquillo. Los seis triples y los veinte puntos que logró en el segundo cuarto fueron demoledores para un contrario que no pudo más y explotó (58-42).

La segunda parte acabó por finiquitar las escasas fuerzas que les restaban a los vascos, mientras en el Madrid seguían apareciendo estrellas en estado de gracia al son marcado por la batuta genial de Sergio Rodríguez, el Chacho, (14 puntos y 13 asistencias). Y la distancia entre los contrincantes se hizo abismal hasta alcanzar los 33 puntos (105-72) pese a los arrestos de Nocioni. El esfuerzo del argentino resultó inane en un combate entre un peso pesado en su mejor momento y un boxeador que ha perdido demasiado peso y músculo.

Parciales cada diez minutos: 26-25, 58-42 (descanso); 82-60 y 105-72 (final).

Árbitros: Juan C. Arteaga, Lluis Guirao y Juan J. Martínez. Sin eliminados.

Incidencias: Palacio de Deportes de Madrid ante 8.000 espectadores.

Llull (8), Rudy (11), Díez, Mirotic (13), Bourousis (13) -cinco inicial-, Draper (1), Reyes (6), Sergio Rodríguez (14), Carroll (25), Darden (2), Slaughter y Mejri (12)

Hodge (6), Causeur (6), Nocioni (15), San Emeterio (4), Pleiss (25) -cinco inicial-, Van Oostrum, Diop (2), Heurtel (12), Kelati y Jelinek (2)

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Carrol y el Chacho lideran otra exhibición del Madrid