Balotelli y mafia, un cóctel explosivo que estalló en Nápoles

El delantero italiano ha recibido duras críticas después de negarse a ser considerado un símbolo antimafia

Balotelli y el juez Roberto Ardituro
Balotelli y el juez Roberto Ardituro

Mario Balotelli ha recibido duras críticas en Italia después de negarse a ser considerado un símbolo antimafia. El diario La Gazzetta dello Sport escribió que Balotelli era un modelo a seguir en la lucha contra la mafia justo antes de que la selección italiana entrenara en el campo de un club de las divisiones inferiores que en el 2011 fue confiscado a un grupo de la Camorra, la mafia napolitana.

«¡Eso es lo que ustedes dicen! Vengo porque el fútbol es bonito y tengo que jugar dónde ellos quieren y después hay un partido (el martes, Italia-Armenia)», señaló Balotelli en un tuit acompañado de un enlace a la noticia del periódico. Los medios reaccionaron criticando duramente al delantero del Milan, mientras que Rosaria Capacchione, miembro del parlamento y periodista que vive con escolta después de ser amenazada por cubrir información relacionada con la Camorra, explotó contra el futbolista.

«Balotelli es un imbécil», dijo Capacchione en la sesión de entrenamiento de la selección en Quarto, cerca de Nápoles. «En el mejor de los casos él es un niño rico, caprichoso y mimado que vive en un ambiente en el que es difícil distinguir el bien del mal». Capacchione recordó la visita de Balotelli en el 2010 al barrio de Scampia, donde los investigadores de la policía italiana creen que estuvo acompañado por un alto miembro de la Camorra.

Un mafioso que renegó de su posición aseguró en mayo que vendió droga durante la visita, un episodio que Balotelli desmintió enérgicamente en Twitter. El jugador también aseguró que no conocía a todas las personas que lo acompañaron a Scampia. «En una situación como esta, después de los problemas que tuvo en el pasado, mandar mensajes como los que manda puede ser un poco inapropiado», dijo Capacchione. «Como periodista, me pregunto por qué lo hizo. Quizá quería enviar un mensaje a alguien», añadió.

El presidente de la Federación Italiana de Fútbol, Giancarlo Abete, pidió no sacar conclusiones rápidas. «Hay que tomarlo con prudencia, porque cualquier comunicación puede ser leída de varias maneras», dijo a Radio 1. «Balotelli está viviendo un periodo en el que está muy ocupado, pero tenemos que entender que la presión mediática hacia él es excesiva. Cualquier cosa que haga se observa de cerca. Está cansado de estar en el ojo de la tormenta», agredó Abete.

Se espera que Balotelli juegue el martes en Nápoles ante Armenia en la última jornada de las eliminatorias mundialistas. El delantero se perdió el duelo del viernes con Dinamarca por fiebre y una lesión en la pierna.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Balotelli y mafia, un cóctel explosivo que estalló en Nápoles