Próximo reto, el mejor palmarés de la historia


Cuando apareció el fenómeno Nadal en el circuito, le preguntaron a Andre Agassi qué opinión le merecía. Contestó que «era muy necesario para el espectáculo tenístico», y después de una pausa reflexiva añadió «el tema es ver cuanto aguanta». El desgaste físico de aquel joven sembraba dudas sobre la duración de su carrera, y más cuando comenzaron a llegar las lesiones. Primero la del pie, y posteriormente las de las rodillas. Sin embargo, Rafa no solo evolucionó su juego para adaptarlo con eficacia a todas las superficies y al nivel de sus rivales, (Djokovic sobre todo), si no que superó lo más limitativo en el rendimiento y la confianza de un deportista: las lesiones.

Agotados los elogios (necesariamente reiterativos), el mallorquín, que siempre ha reivindicado que su tenis es más que un gran físico y una mentalidad insuperable, ha vuelto a la cima con excelentes sensaciones. Tiene el récord de Masters 1.000 y 13 grand slams -a solo uno de Sampras y a cuatro de Federer-. Me da la sensación que dentro de la mente de Rafa, aún teniendo en cuenta que siempre va paso a paso, figura el objetivo de alcanzar al suizo y, por qué no, superarle. Por el camino, logros menores a corto plazo para completar un palmarés de ensueño, como puede ser la Copa de Maestros. Pero si las lesiones no lo impiden, puede soñar con retirarse con el mejor palmarés de todos los tiempos. De momento ha vuelto a conseguir algo que parecía imposible hace un año: superar a Djokovic y recuperar el número 1. Un logro más en la trayectoria de superación de un deportista fantástico. A disfrutarlo.

Votación
7 votos

Próximo reto, el mejor palmarés de la historia